•  |
  •  |
  • END

La embajada de China Taiwan en Managua emitió ayer un pronunciamiento, en el que rechaza que las plantas de generación eléctrica que donó el gobierno asiático, sean vendidas al pueblo nicaragüense, porque existe un compromiso entre ambas naciones que precisa que “Albanisa no incorporará este aporte a sus costos de inversión, de tal manera que no será trasladado a tarifa de los consumidores finales de Nicaragua”.

Este jueves, David Castillo, titular del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, reveló a través de una carta que envió al especialista en temas energéticos, Narciso Mayorga, que Alba de Nicaragua S.A., Albanisa, pretende incluir en los contratos de compra-venta de energía con Unión Fenosa, la venta de los electrógenos que donó el gobierno taiwanés, valoradas en unos 30 millones de dólares.

“En el caso del componente de plantas de generación producto de la donación taiwanesa que van en este contrato (entre Albanisa y Fenosa), sí vamos a asegurarnos de que no sean remuneradas en este contrato”, precisa Castillo en la misiva.

Anuncio de INE provocó revuelo

EL NUEVO DIARIO conoció que la revelación de Castillo tomó por sorpresa a los funcionarios taiwaneses en Managua, quienes se reunieron de urgencia en su embajada para discutir una posición al respecto y pedir una explicación a las autoridades del gobierno.

Una fuente del gobierno, que solicitó omitir su nombre por temor a represalias, aseguró que el embajador de la República de China Taiwan, Chin-mu Wu, llamó personalmente al ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, y en la conversación el funcionario nicaragüense aseveró que se trataba de una “campaña mediática” en contra del gobierno.

Sin embargo, Rappaccioli no ha brindado declaraciones a ningún medio de comunicación, a pesar de que END se lo ha solicitado desde el martes pasado, incluso, este jueves, María Antonieta Santos, Directora de Relaciones Públicas del Ministerio de Energía y Minas, MEM, nos remitió a las autoridades del ente regulador: “Me dijeron que te aboqués al Instituto Nicaragüense de Energía, INE”, refirió.

Rechazo tajante a venta de donación taiwanesa

Por la tarde, la embajada taiwanesa emitió un pronunciamiento, en el que rechaza la venta de las plantas que donó el gobierno asiático, “valoradas en 30 millones de dólares al gobierno de la República de Nicaragua, con el propósito de paliar de una manera eficiente y rápida la crisis energética que afronta el hermano pueblo de Nicaragua y donde se verán beneficiados miles de pobladores de los diferentes barrios y ciudades del país”.

Agregan que uno de los acuerdos entre los gobiernos de Taiwan y Nicaragua para la donación de las plantas es el siguiente: “Considerando que estas transferencias constituyen una donación para el fortalecimiento de la generación eléctrica de la República de Nicaragua, Albanisa no incorporará este aporte en sus costos de inversión, de tal manera que no será trasladado a tarifa de los consumidores finales de Nicaragua”.

“Con esto queda claro que los consumidores de energía no asumirán el costo de la planta eléctrica donada por el gobierno de la República de China (Taiwan)… Con esta donación una vez más se fortalecen los lazos de amistad, solidaridad y hermandad entre nuestros países”, concluye el pronunciamiento.

El 23 de mayo reciente, Rappaccioli y el embajador taiwanés inauguraron el plantel León, en donde están instalados los 27.7 megavatios que fueron donados.