•  |
  •  |
  • END

Alicia Esquivel, ex esposa de Alexis Argüello, con quien convivió 14 años, coincidió ayer con la hija del tricampeón, Dora Argüello, en que no está clara la forma en que se quitó la vida, al tiempo que retó a la viuda, Karla Rizo, a explicar qué fue lo que pasó a la hora del desenlace fatal, e hizo públicas otras pistas que no coinciden con la información oficial sobre el caso.

Alicia, en declaraciones a EL NUEVO DIARIO, aludió a la fotografía que las autoridades de Medicina Legal y la Policía hicieron públicas tres días después del deceso de Argüello.

Treinta y siete días después de la muerte del tricampeón mundial, su ex compañera reveló que el día que el cuerpo de Argüello estuvo expuesto en el Palacio de la Cultura, el Presidente de la República y la Secretaria del Consejo de Comunicación “me dijeron que estaban garantizados los estudios de los hijos de Alexis y muchas cosas más, pero hasta ahora no se han preocupado por nada y ni siquiera han llamado a la casa”.

Los verdaderos amigos

Afirmó que más bien algunos verdaderos amigos “han venido a la casa a darles solidaridad y apoyo a los hijos de Alexis, con lo que he podido pagar el colegio de ambos.

De paso, Alicia agradece públicamente ese apoyo, y “la verdad es que quien amaba profundamente a Alexis era su pueblo”. Esta madre para poder darles de comer a sus hijos está yendo a trabajar a un salón de belleza, pero lo que devenga no le da para mantener el colegio de los niños, que son menores de edad.

Dijo que a la viuda le ha hecho llamados para ver qué le corresponde a sus hijos, pero la señora no da la cara y “la verdad es que ella no es consciente, porque todos los hijos de Alexis son legítimos, igual que ella, que le tuvo un hijo al tricampeón mundial de boxeo”.

Alicia, a quien tuvimos que esperar en su casa, ya que se encontraba trabajando, dijo que Alexis fue un funcionario público (alcalde de Managua) y gloria nacional, por lo que el gobierno debe pasarle una pensión a sus hijos y “tengo entendido que a ella (la viuda) ya le están pasando una pensión y no sé cuál es el asunto referente a mis hijos, porque ella (la señora Rizo) está muy bien y hasta anda con guardaespaldas en las dos camionetas que dejó Argüello, y nosotros, como usted ve, no tenemos nada”.

Chico López la desilusionó

“Ortega y Murillo me dijeron que tenía que entenderme con Francisco López (el tesorero del FSLN). Sostuve dos conversaciones con ese funcionario de las que salí desilusionada”, expresó.

Los nombres de los hijos del campeón son César Benjamín Argüello Esquivel, de 12 años, quien está en quinto grado de primaria, y Sixela (el nombre de Alexis al revés) Alicia Argüello Esquivel, quien está en primer año de secundaria.

Alicia ha estado hablando con las autoridades de los colegios donde estudian los hijos de Alexis, “para que me esperen sobre los pagos de colegiaturas, aunque ahora voy a ir a pagar unos dos o tres meses para adelantar con la ayuda que me trajeron los verdaderos amigos de Alexis”.

La ex compañera del “Flaco explosivo” tenía cinco años de haberse separado del tricampeón mundial de boxeo, el que siempre entregó en tiempo y forma la pensión alimenticia para César y Sixela, “porque Alexis era muy responsable con sus hijos y aparte hacía los pagos de colegios, les compraba su ropa y zapatos, y se recreaba con ellos”.

“Era un excelente padre, teníamos comunicación, a pesar de que era difícil, por la situación de su esposa, quien se molestaba”, dijo.

No cree en suicidio

La noticia fatal de la muerte de Alexis la conoció el 1 de julio, a eso de las 6 de la mañana, cuando la llamó telefónicamente un hermano de ella. “Y ése fue el día más terrible para mi vida, nunca pensé que podían suceder cosas tan horribles en la vida de Alexis. La verdad es que le soy sincera; hasta el día de hoy yo no creo que Alexis se suicidó, porque yo conviví con él 14 años”.

“Estuve con Alexis en sus momentos más duros y ustedes los periodistas se dieron cuanta cuando una vez pedí apoyo a los medios de comunicación para que le ayudaran por su adición, y pensé que esa era la solución, pero ante un Cristo que está en los cielos, él nunca me dijo a mí que se quería suicidar”, apuntó.

“Nunca le oí esa palabra (suicidio) en su boca y muchos menos ahora que él estaba económicamente bien y en un puesto público. Yo lo miraba bastante bien y por eso no creo que se haya suicidado”, relató.

Alicia dijo que coincide con las afirmaciones que hizo ante el canal 23 de televisión la hija de Alexis, Dora Argüello, referentes a que no está de acuerdo con el informe final que emitió la Policía sobre el suicidio del campeón.

Varias interrogantes

Alicia comentó que la fotografía que publicó Medicina Legal sobre el supuesto cuerpo de Alexis le extrañó mucho, porque le taparon el rostro.

“Yo les hago estas preguntas a los médicos forenses –del Instituto de Medicina Legal- de por qué no aparece en esa foto un tatuaje que tenía Alexis en su brazo derecho. El tatuaje era una banderita del Canadá. Si eso hubiera aparecido en la fotografía “nos hubiéramos dado cuenta de que era el cuerpo de Alexis”.

Además, “si fue un suicidio, por qué no entregaron el cuerpo a la familia para que lo enterraran donde él quería”.

Dijo que un relato de lo que pasó en la madrugada del 1 de julio en la residencia de Alexis no solamente lo está esperando el pueblo de Nicaragua, sino que el mundo entero, porque la muerte de Alexis estremeció los cielos y la tierra”.

“Esa noche trágica es ella la que tuvo que estar con él porque era su esposa, entonces estamos esperando todavía esa información y sería formidable que ella haga esas declaraciones”, añadió Alicia.

Tienen miedo

“Tenemos miedo, al igual que Dorita, quien también tiene temores, pero a pesar de eso estamos hablando, porque aquí tiene que haber libertad de expresión y todo el mundo está con la interrogante de qué pasó con Alexis”.

Alicia conoció a Alexis en un restaurante casi al poco tiempo de que el campeón retornó a Nicaragua al inicio de la década de los 90. Ella tenía 20 años y Alexis 41, y fue la relación más larga que el ex alcalde tuvo con las cinco esposas con las que convivió en su vida.