Amparo Aguilera
  •  |
  •  |
  • END

A juicio de algunas asociaciones médicas independientes, el Colegio Médico que debió instalarse hace cinco años en el país, ayudaría a debatir y a resolver los problemas que atañen al gremio en estos momentos, haciendo alusión al tema de negligencias médicas.

El doctor José Antonio Delgado, miembro de la Asociación Nicaragüense de Salud Pública, apuntó que el Colegio sería oportuno para abordar las negligencias con imparcialidad, es decir, sin el color político de por medio.

En 2004, la Asamblea Nacional aprobó, en lo general, la Ley de Colegiación y Regulación de la Profesión Médica, que incluía la conformación del Colegio. Desde entonces, quedó pendiente su aprobación en lo particular.

Según la ley, el Colegio estaría integrado por médicos con licencia. Tendría varias funciones, como conocer y calificar las faltas a la ética o malas prácticas en el ejercicio de la profesión, que personas naturales y jurídicas someterían al Colegio, estableciendo las sanciones que procedieran, según la gravedad de cada caso.

Delgado refirió que con las recientes auditorías se sienten indefensos. “El Ministerio de Salud, Minsa, no está haciendo bien su trabajo. Y no es culpa de los 16 años de gobiernos neoliberales. Desde mi perspectiva, los sistemas los hacen las personas y sus actitudes, y para cambiar los sistemas, necesariamente hay que cambiar a las personas o sus actitudes”, señaló.

“Relajo” en unidades

En ese contexto, ejemplificó que en hospitales públicos como el “Humberto Alvarado”, de Masaya, hay una serie de irregularidades que están a la vista de las autoridades del Minsa.

“El jefe de servicios del Departamento de Ginecología, por ejemplo, que debería laborar de 7 de la mañana a 1 de la tarde, llega a las 7 de la mañana, y se va a las 8 de la mañana, y a veces regresa a las once de la mañana, y si no, llega al día siguiente”, indicó.

“El jefe de servicio de Medicina Interna, con horario de 7 de la mañana a 1 de la tarde, trabaja en una previsional de Masaya de 10 de la mañana a 12 del mediodía, y éstas son autoridades del hospital. Los jefes superiores saben y prefieren no ver. Personalmente conversé de esto con una diputada del Parlamento Centroamericano, del FSLN, oriunda de Masaya, y qué casualidad, me dijo que debido a los 16 años de gobiernos neoliberales, no se puede cambiar un sistema corrupto en dos años y medio”, refirió el médico.

El secretario general del Minsa, doctor Enrique Beteta, mencionó a inicios de la semana que en cada unidad de salud hay un comité de calidad de la atención, para asegurar un adecuado servicio a la población.