•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
Alumnos de las escuelas “Monseñor Apolonio Andara”, “Alejandro González”, María Auxiliadora, “Isabel Lizano”, “Miguel Larreynaga”, El Rosario y “Fray Laureano”, junto a efectivos policiales, maestros y miembros de la Comisión Municipal de la Niñez y la Adolescencia, participaron en una marcha contra la violencia, que recorrió las principales calles de esta ciudad y culminó con un acto en la Plaza “Salomón Ibarra Mayorga”.

La jornada es parte del proyecto de atención especializada a adolescentes y jóvenes infractores de la ley en alto riesgo social, de cuatro municipios del departamento de Chinandega, con apoyo de la Unión Europea-GVC, Chinantlán y la casa del joven voluntario.

La capitana Auxiliadora Varela, jefa de la Comisaría de la Mujer y la Niñez en Chinandega, dijo que los casos de violencia intrafamiliar durante el primer semestre del corriente año aumentaron en relación con el período homólogo del año pasado, por lo que realizan un amplio programa de sensibilización con pobladores del campo y la ciudad.

La oficial indicó que hacen encuentros deportivos, visitas, cines móviles y foros a través de las defensorías itinerantes, cuyos miembros explican a grupos de habitantes la necesidad de romper el silencio y denunciar casos de violencia intrafamiliar. Añadió que las principales víctimas de este flagelo son mujeres, niños, adolescentes y ancianos.

Por su parte, el comisionado Lee Edwin López, jefe interino de la Policía Nacional en el departamento de Chinandega, destacó el esfuerzo de representantes de diversas instituciones para disminuir los casos de violencia intrafamiliar.

El comisionado Fernando Escobar, jefe departamental de Seguridad Pública, recomendó denunciar con prontitud a personas involucradas en casos de violencia intrafamiliar y sexual.

Unidos para erradicar la violencia

Durante la marcha, representantes de la Comisión Municipal de la Niñez y la Adolescencia, invitaron a la población a trabajar en conjunto para disminuir actos de violencia en las viviendas, comunidades y municipios.

“Queremos una Chinandega más unida y segura, en condiciones de armonía, promoviendo una cultura de paz. Construyamos relaciones de respeto en la casa, escuela, barrio y centro de trabajo, respetemos los derechos de todos”, manifestaron los organizadores de la actividad.

Se pronunciaron por el respeto a la vida y a la armonía, eliminando golpes y palabras que causan dolor y trauma psicológico a las víctimas de violencia intrafamiliar y sexual.

Conny Borbón, encargada de la casa del joven voluntario, dijo que la marcha es parte de un programa permanente para contrarrestar la violencia intrafamiliar, sexual, física y sicológica, debido a que este tipo de casos han aumentado considerablemente.

Dijo que unidas las instituciones contrarrestarán los casos de violencia, con el aporte de padres de familia, a quienes recomendó cuidar a niños y niñas.