•  |
  •  |
  • END

La Procuraduría Ambiental denunció ante el Instituto Nacional Forestal a la Empresa Desarrollos, Proyectos y Servicios S.A. (Deprysa) al comprobar que llevó a cabo un despale de bosque maduro en una propiedad ubicada en carretera vieja a León, sin permiso del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena.

El daño se produjo en 7 mil 360 metros de bosque maduro, cuyas especies son el guanacaste blanco, el tigüilote, el guácimo y el espino de playa, que fueron derribados con maquinaria pesada de la empresa denunciada, ubicada en el kilómetro 12.5 carretera vieja a León.

La resolución se emitió después de que Eugenia Casco denunciara el hecho ante la Procuraduría General de la República, PGR, ésta realizara inspección in situ con el Marena y verificara la tala de bosque, el descote y la extracción de la capa superficial en la propiedad. Asimismo, se observaron huellas de vehículos en el lugar donde se llevó a cabo la destrucción de árboles.

“La propiedad está ubicada al lado de un cauce natural, donde no se puede efectuar dicha actividad, porque la vegetación ayuda a que las aguas pluviales se retengan, reduciendo la velocidad de las escorrentías, evitando la erosión del suelo y la pérdida de la fertilidad del mismo, indicó Carlos Noguera, analista ambiental.

La PGR remitió la denuncia para que el Instituto Nacional Forestal, Inafor, abra proceso administrativo y aplique las sanciones que la ley establece a la empresa implicada. Según información de la PGR y el Marena, desde 1972 no se realizaba ningún corte en esa área.