•  |
  •  |
  • END

Victoria del Carmen Corea Meza, madre de la joven fallecida, se mostró inconforme con la versión de la directora del centro asistencial a un canal televisivo de Chinandega, la cual aseguró que su hija falleció debido a la gripe A.

Añadió que esa explicación es manejada por el ministro de Salud, Guillermo González, quien dijo el miércoles último que esa institución está indagando un deceso más por influenza humana, que probablemente aconteció en Corinto.

La señora afirmó que, evidentemente, se trata del caso de su hija, el cual esa dependencia quiere encubrir para que el grupo de médicos y enfermeras supuestamente involucrados en la muerte Josefa del Carmen, no asuman la responsabilidad, y quede en la impunidad.

“Se quieren zafar de problema”

“No hallan cómo zafarse del problema. A mi hija la mataron, lo vamos a demostrar en los tribunales. El lunes próximo interpondremos denuncia por homicidio ante la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía de Chinandega”, dijo la adolorida madre.

Manifestó que cuando a las once de la noche del domingo 9 de agosto, Josefa del Carmen fue llevada de emergencia al Hospital “José Schendel”, del puerto de Corinto, sólo presentaba dolores de parto.

“No tenía síntomas de influenza humana, mi hija era sana. La enfermera originaria de Corinto que la atendió en la ciudad de Chiapas, México, cuando nació su primer hijo hace cinco años, puede dar fe de que su salud no estaba complicada”, expresó la progenitora.

Expresó que su hija murió a las 11:55 de la mañana del miércoles 19 de agosto en el Hospital España, de Chinandega, después de haber pasado suplicio debido, según ella, a la tardanza y a la falta de interés con que fue atendida en el Hospital Materno Infantil.

Dijo que autoridades hospitalarias le comunicaron que su hija falleció debido a afección en los pulmones. “No dijeron que había sido por influenza humana, no hicieron recomendaciones al respecto. Ella no murió por esa enfermedad, ¿por qué el Ministerio de Salud no tomó medidas sanitarias al respecto ni los vecinos están contagiados?”, preguntó.

José Omar Lezama Mantilla dijo que fue testigo de la falta de beligerancia de parte del personal que atendió a su difunta esposa durante los días que estuvo en el Hospital Materno Infantil.

Según él, médicos de turno dejaron en manos de practicantes a Cajina Corea, a quien le dejaron un pedazo de placenta en el vientre y la herida abierta --producto de la cesárea que le practicaron--, lo que le provocó la muerte.

Indicó que personal de turno y enfermeras del Materno Infantil fallaron y deben asumir su responsabilidad, por lo que las autoridades del Minsa no deben confundir a la opinión pública al decir que la madre corinteña murió debido a influenza humana.

Luis Lindo, Director del Sistema Local de Atención Integral en Salud, Silais-Chinandega, dijo escuetamente la mañana del jueves que se encontraba en una reunión en Managua y que hoy ofrecería declaraciones.