Lésber Quintero
  •   TOLA, RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

José Tomás Borge Espinoza, conocido en las codiciadas tierras de playa Amarillo, del municipio de Tola, como “Bigote”, podría agravar aún más el problema de la propiedad que se vive en este municipio, al recibir de parte del gobierno un certificado de cumplimiento que indica que el Estado está en proceso de titularle tierras que él viene reclamando junto a otros 47 ex militares del Ejército Popular Sandinista (EPS), en esa franja costera y la finca Wiscoyol.

Sin embargo, las 407 manzanas de tierra que “Bigote” y su grupo pretenden, son reclamadas, por el granadino Bayardo Argüello, quien tiene inscrita dicha propiedad, en el Registro Público de Rivas, con número 27,593, del tomo 283, folios 12, 17, 19, 35, 38 y 41, y por ende fue acusado en la policía de Tola, por usurpación al dominio privado y daños.

Más acusaciones

Pero además de Argüello, otro que se siente afectado por las pretensiones de “Bigote” y su grupo es el ex militar César Trinidad Ibarra, quien también lo acusó por usurpación de un área de 37 manzanas. A estas denuncias también se suman las de amenazas de muerte que interpusieron pescadores que pretenden que el gobierno les titule 30 manzanas en las costas de Amarillo, y entre los denunciantes está José Silva Ruiz, quien dijo que “Bigote” le realizó dos disparos cuando le exigía abandonar las tierras.

“Bigote”, quien suele rondar las costas de Amarillo y parte de las tierras de la finca Wiscoyol, en un jeep Was de los que usó el Ejército en los 80, recibió el certificado de compromiso firmado por la intendente Yara Pérez, el 16 de julio de 2009, en el cual se señala que la propiedad en proceso de titulación es una inscrita con número registral 4,376, tomo 138 y folios 58 y 59 asiento ocho.

En el mismo documento se detalla que la propiedad está siendo trasladada a nombre del Estado. Por ende se deja entrever que será hasta que la finca esté a nombre del Estado que se entregarán los respectivos títulos.

Por si algo faltara…

Empero, lo sorprendente del caso es que en el Registro Público de Rivas la propiedad ya no existe, y se trata de una finca de más de 15 mil manzanas que perteneció a los Somoza, y que fue confiscada en la década de los 80; posteriormente, en los 90, pasó a manos de cooperativas, y luego las tierras fueron vendidas, y, por ende, pasaron a manos de inversionistas y sector privado.

No obstante, “Bigote” y su grupo no están dispuestos a salir de esas tierras que, según él, mantienen en posesión desde 1993. Cabe señalar que esa misma propiedad la pretenden miembros del también colectivo sandinista “Camilo Ortega Saavedra”, que lo conforman madres de héroes y mártires, lisiados de guerra y ex militares, pero según el procurador Wilbert Ibarra, éstos no están aún en la lista de beneficiados.