•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Las pruebas practicadas a Josefa del Carmen Cajina Corea, de 28 años, originaria del Barrio Nuevo del puerto de Corinto, quien murió según familiares por presunta negligencia de parte de un grupo de médicos y enfermeras del Hospital Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, de Chinandega, revelan que ella tenía influenza humana.

El doctor Luis Lindo, Director del Sistema Local de Atención Integral en Salud, Silais-Chinandega, aseguró que el expediente clínico recoge el informe de las pruebas positivas de H1N1 tomadas a Cajina Corea, quien falleció a las 11:55 de la mañana del miércoles 19 de agosto en el Hospital España, de Chinandega.

Sin embargo, familiares de la fallecida dijeron que Josefa del Carmen --quien dejó a dos hijos en la orfandad: uno de cinco años y el otro, Esnaider Javier Lezama Cajina, de 18 días de nacido-- no presentó cuadro clínico relacionado con la gripe A, por lo que atribuyeron la muerte a falta de interés y tardanza en atender a su pariente.

“Si hubiera muerto por influenza humana, sus familiares más cercanos y personas que vinieron a la vela estarían contagiados con esa enfermedad, porque el virus se propaga. Eso es falso. A mi hija la mataron e interpondremos la denuncia el próximo lunes ante Auxilio Judicial de Chinandega para que investiguen y tomen cartas en el asunto”, dijo Victoria del Carmen Corea Meza, madre de la joven fallecida.

Resultados de la investigación, próxima semana

Lindo expresó que el próximo miércoles tendrán listo el informe de las investigaciones del deceso de Josefa del Carmen Cajina Corea, quien fue internada por familiares a las once de la noche del domingo 9 de agosto en el Hospital “José Schendel” del puerto de Corinto, y remitida a los hospitales Materno Infantil y España, de Chinandega.

Añadió que con los resultados de las pesquisas determinarán si hay o no responsabilidad de parte del grupo de médicos y enfermeras que atendió a la corinteña, a quien según su viudo, José Omar Lezama Mantilla, de 31 años, le dejaron pedazos de placenta en su vientre, una enfermera le colocó medicamento equivocado y médicos de base confiaron en practicantes.

“Investigamos la causa directa que provocó esta muerte; contamos con el apoyo de especialistas del nivel central de Managua, quienes nos ayudarán a determinar si hubo errores de parte del personal que atendió a la madre originaria de Corinto. Hasta el momento se maneja como muerte materna, veremos el resultado de las indagaciones”, insistió el Director del Silais.

Manifestó que una mujer embarazada, la cual se encuentra internada en una clínica médica previsional en la ciudad de Chinandega, resultó la mañana del viernes con síntomas de influenza humana, por lo que comenzaron la aplicación del tratamiento antiviral.