•  |
  •  |
  • END

En los últimos días, las unidades de Salud de la capital registran un poco de todo. Algunas, tras el estado de emergencia nacional, decretado el jueves pasado por mandato presidencial, están observando un incremento en la atención, y otras, en cambio, están notando casos de dengue y gripe estacional, o bien pacientes que presentan un estado clínico más severo, como neumonías.

Entre tanto, el Ministerio de Salud, Minsa, sigue registrando un repunte en los casos de gripe A, pues en las últimas 24 horas contabiliza 35 nuevos casos con la enfermedad, al reportar un acumulado de 964 casos positivos con la influenza descrita, de los cuales 870 ya fueron dados de alta clínica.

El sábado pasado el Minsa cuantificó 59 nuevos casos de gripe A, cifra nunca antes reportada en un solo día, tras la identificación del primer caso de la gripe descrita en el país, el pasado primero de junio. En tanto, el viernes pasado, un día después del decreto de Emergencia, fueron 17 los nuevos casos registrados.

La mayoría de contagiados, según la entidad, continúan siendo hombres y menores de 20 años. Hasta el momento, el número de fallecidos por la gripe se mantiene sin cambios: cuatro casos.

No se dan abasto

EL NUEVO DIARIO comprobó, durante un recorrido en Managua, que el comportamiento de la gripe, en general, varía en cada unidad de Salud. En centros como el “Pedro Altamirano”, lo que se aprecia, de entrada, es un aumento de los enfermos por esa causa.

El sábado pasado, por ejemplo, en esa unidad se registró más de 50 casos con sintomatología respiratoria, y el domingo, el personal no descartaba contar con una cifra similar.

“Nos está viniendo más gente con gripe estacional, y el problema es que no damos abasto. El fin semana sólo hay un médico para atender los casos de gripe y otro para ver el resto de patologías que llegan a emergencia, y sentimos presión de la gente que quiere una atención rápida, y aunque queramos clonarnos no podemos”, comentó la doctora Janeth Escoto.

De acuerdo con la doctora Escoto, el Protocolo de Manejo de Pacientes con H1N1 (o gripe A) no especifica el tiempo que hay que dedicarle a cada caso de infección respiratoria. “En mi caso, cuando tengo un paciente con varios síntomas le dedicó hasta media hora, pero cuando es una gripe común, en cinco o diez minutos lo atiendo. Esto tiene que ver también con el flujo de gente, porque cuando tenemos llena la sala hay que apurarse”, declaró.

En hospitales como “La Mascota”, de referencia nacional, el aumento de casos se reporta desde semanas atrás. “En todo el país se ha visto un aumento de casos por gripe (común y gripe A) por eso se decretó el estado de emergencia… En el hospital, así como mandamos a ritmo. Claro, eso tiene que ver con el hecho de que estamos haciendo visitas casa por casa con apoyo de los Gabinetes del Poder Ciudadano, y eso nos permite captar más pacientes y remitirlos al centro”, comentó.

Ejemplificó que ayer domingo por la mañana visitaron cinco barrios del Distrito: Santa ntrando casos más severos. “Por ejemplo, vemos que la mayoría de los casos que nos vienen requieren de hospitalización, porque son neumonías”, puntualizaron sin entrar en más detalles.

Lo común en todas las unidades es que todas están priorizando mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, personas obesas, con VIH-Sida, o bien con enfermedades crónicas, que son los segmentos de población de riesgo.