•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

La disputa por la sede de la Asociación de Militares Retirados, AMIR, en el municipio de León, no es la única causa que mantiene divididos a miembros de dicha organización.

La movilización anunciada para ayer en el municipio de El Jicaral, por una fracción de AMIR, inconforme por las políticas implementadas por el partido gobernante, era encabezada por Mateo Narváez. Dicha actividad fue desmontada completamente, mientras la otra fracción de AMIR se congregó en el inmueble supuestamente usurpado, ubicado en el barrio San Juan.

Para evitar enfrentamientos entre ambos grupos, la Policía Nacional instaló agentes en los empalmes de carreteras León-Chinandega; León-Telica; Telica-San Isidro, y el camino que conduce hacia El Jicaral.

Los alrededores del parque San Juan también contaron con la presencia policial desde tempranas horas de la mañana, a diferencia de las concentraciones organizadas por la Sociedad Civil o partidos políticos de oposición.

Amenaza de toma de alcaldía

Más de doscientos ex combatientes al mando de Mateo Narváez, representante legal de AMIR, amenazaron con tomarse las instalaciones de la Alcaldía en El Jicaral, en horas del medio día de ayer.

Según Narváez, su partido, el gobernante Frente Sandinista, se está prestando a un juego sucio, está conspirando y atacando a su mismo pueblo, en especial a los ex combatientes en retiro.

“Es una grosería completamente lo que están haciendo los señores Evert Delgadillo y Manuel Alvarado, en echar a pelear a los mismos hermanos, el estilo profesional del señor Alvarado de robarse la sede de AMIR”, dijo Narváez.

Se preguntó el ex combatiente cómo era posible que el gobierno de Daniel Ortega hubiera condenado el golpe de Estado en Honduras, si aquí en León, el Frente Sandinista está apañando el golpe a AMIR. “No entiendo al partido, habla de lo bueno y la está encabando por otro lado”, dijo Narváez ayer, mientras coordinaba las acciones que presuntamente tomarán en El Jicaral.

“Es peligroso que haya sangre (muertes) en León, por estos dos elementos del Frente Sandinista. Claro que va a haber ataque, puede ser en la noche o en cualquier momento, no le tenemos miedo, porque somos ex combatientes”, agregó Narváez, quien lamentó la partidización que ha mostrado la Policía en el caso de la propiedad usurpada, y en los problemas de tomas de tierras en El Jicaral.

Somos apartidistas y no MRS

“AMIR es una asociación apartidista, tiene una visión revolucionaria y no sólo aglutina a miembros del Frente Sandinista, sino a sandinistas renovadores, Resistencia, liberales, y otras fuerzas políticas que luchan por el mismo beneficio”, añadió Narváez, tras los señalamientos hechos por miembros del partido gobernante, que los han catalogado como miembros del Movimiento Renovador Sandinista, MRS.

Carlos Espinoza, Secretario Departamental de AMIR, afirmó que los ex retirados indisciplinados tendrán que acatar las normativas de los estatutos de la organización, podrían ser sancionados o expulsados, y si llegan sin permiso a las instalaciones de la Asociación, serán reprimidos por la Policía, y si penetran al inmueble, tendrán que atenerse a las consecuencias, refirió.

“Nosotros no somos usurpadores de ninguna propiedad, estamos en nuestra casa, más de 600 miembros de Amir en el departamento de León decidieron que nosotros tomáramos las riendas de esta organización por un período de tres años, que inició el tres de febrero de 2008”, dijo Espinoza, quien presidió una reunión informativa con más de 200 miembros en la sede de Amir.