Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

Un pretendido cobro de impuestos aplicado por un organismo privado a restaurantes y lugares públicos, fue denunciado ayer por propietarios de centros donde grupos musicales llevan a cabo conciertos y actividades culturales.

Según los denunciantes, la Sociedad de Gestión de Derechos de Autor y Derechos Conexos de Nicaragua (Nicautor) se ha erigido como la institución “recaudadora” de algo que no define en su circular, si es una tasa, un impuesto o un tributo, pero aclara que actúa con la venia de los ministerios de Gobernación y de Fomento.

Uno de los restaurantes entregó a EL NUEVO DIARIO copia de la notificación de Nicautor, donde les hacen ver que tienen que adquirir una “licencia musical”, además de “pago por el uso y explotación de la música en los establecimientos, expuesta por cualquier medio (grabada, viva, de la radio, televisión, cable, satélite, etc.).

¿Quiénes detrás?

Eso significa --según dijeron propietarios de algunos establecimientos notificados-- que también los supermercados que ponen música o en los ascensores de algunos edificios públicos deben pagar “ese impuesto”. El pretendido cobro lo cubren en la Ley de Derechos de Autor, dijeron los denunciantes, quienes señalaron que detrás de ese organismo privado están artistas que responden a intereses de la familia gobernante.

Dentro de las personas que señalan estar detrás del pretendido cobro de impuestos, los quejosos mencionaron a Engels Ortega, un cantautor que se dio a conocer durante la década de los 80, así como otros músicos cuyos nombres no quisieron revelar por el momento los propietarios de restaurantes.

Un especialista en derecho administrativo consultado ayer por END, dijo que la Ley de Derechos de Autor la quieren implementar con una modalidad similar a como se aplica ese tipo de legislaciones en algunos países europeos, donde los derechos de autor incluye la utilización de la obra creada en cualquier modalidad, incluyendo el uso en parques o un kiosco.

¿Adónde va el dinero?

“Eso es un engranaje legal complicado”, dijo el especialista, al comentar la pretendida imposición que promueve Nicautor, porque no han explicado con precisión cuánto es lo que deberán pagar los negocios. “¿Adónde irá a parar el dinero recolectado?”, se preguntó también, al recordar que legalmente en Nicaragua está establecido que las únicas instituciones encargadas de recaudar tasas e impuestos son la DGI y las municipalidades.

¿Y los mercados y los hoteles?

“Están abriendo una caja de Pandora donde todavía hay muchas cosas que no están claras”, dijo el especialista, al comentar sobre las notificaciones que Nicautor está enviando a los centros públicos donde se proyectan conciertos, aunque por el momento las cantinas y bares, incluyendo las del Mercado Oriental, no han recibido la carta.

La fuente consultada también dijo que “habría que ver si también le van a imponer ese cobro a los moteles que ponen música en sus habitaciones”.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus