•  |
  •  |
  • END

El experto en temas energéticos, Narciso Mayorga, consideró que los contratos de compra-venta de energía entre Albanisa y Unión Fenosa, y que fueron acreditados por las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, son confusos, pues no está claro dónde están ubicados los 30 megavatios que donó Taiwan al Estado y tampoco se distinguen de las otras máquinas de financiamiento privado.

Mayorga recordó que el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, y el embajador de Taiwan en Nicaragua, Chin-mu Wu, han declarado públicamente que ya están instaladas las plantas donadas, sin embargo, en los contratos no aparecen por ninguna parte. Incluso, el embajador de Nicaragua en Taiwan, William Tapia, corroboró en abril pasado a END que esas plantas ya estaban funcionando.

¿Y los 30 megavatios dónde están?

¿Dónde están instaladas esas máquinas? ¿Por qué no se distingue en el contrato los 30 megavatios, por los que no se cobrará potencia (para recuperar inversión)? ¿En qué condición se encuentran los 30 megavatios de Taiwan? ¿Será que no los han contratado o dirán que no los han instalado?, se preguntó Mayorga, quien se desempeña como consultor en derecho de energía.

El ministro de Energía declaró en marzo pasado en las instalaciones de la Asamblea Nacional, que la inversión por cada megavatio térmico (generación eléctrica a base de combustibles) en el país era menor al millón de dólares, es decir, que si Taiwan donó 30 millones significa que debería haber un plantel nuevo de por lo menos 30 megas de potencia, pero en los contratos no aparecen.

Asimismo, se desconoce por qué Albanisa, que es una empresa privada y que no se sabe qué tipo de experiencia tiene en la generación de electricidad, administrará las plantas donadas por Taiwan al Estado.

Otra vez invitan a Rappaccioli a la Asamblea

El experto en temas energéticos refirió que en los contratos sólo se menciona que entre lo que resta de los años 2009 y 2010, se instalarán 122.5 megavatios, distribuidos de la siguiente manera: en Nagarote 54.5 megas y en León 27.2 megas.

Además de 40.8 megas en Puerto Sandino, potencia que según informó Rappaccioli a la Contraloría General de la República en marzo pasado, serían utilizados para alimentar el privado complejo industrial petrolero denominado Supremo Sueño de Bolívar, que incluye la construcción de una refinería en Miramar, frente al Océano Pacífico.

Mientras tanto, por enésima vez, el diputado Eliseo Núñez, Presidente de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional, anunció la llegada de Rappaccioli a dicha Comisión para que explique sobre la transacción entre Albanisa y Fenosa, además de que aclare dónde están las plantas eléctricas que donó Taiwan.

Confusión con las “Hugo Chávez”

Mayorga también indicó que si bien es cierto que las plantas “Hugo Chávez” --que fueron instaladas en el país en 2007-- no pagarán cargos por potencia para recuperar su inversión, no está claro cuál es el respaldo que tienen esos electrógenos para generar energía en el país.

Refiere que en los contratos ofrecen como respaldo 30 megavatios de las unidades uno y dos de las plantas “Hugo Chávez”, pero el INE señala 22 megas de respaldo de las mismas máquinas.

“¿Por qué esa descoordinación en los datos que brinda cada uno por separado? ¿Cómo quedan los 15 megas restantes? Porque si uno revisa la disponibilidad de las “Hugo Chávez” en el INE, para los primeros tres meses de este año, dice que la disponibilidad total de las plantas es 45”, finaliza Mayorga.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus