•  |
  •  |
  • END

El consumo de energía eléctrica que registra cada uno de los clientes de Unión Fenosa y la carga que tiene instalada en su servicio, son dos valores que hoy amanecieron más caros. El Instituto Nicaragüense de Energía (INE) aprobó un aumento particular de 5.03 por ciento en ambos cargos que aparecen en la factura, aunque a nivel general se trata de un ajuste de 4.8467 por ciento a las tarifas.

El INE dio “luz verde” para que Fenosa aplique esta variación en los cobros a partir del primero de septiembre, mediante la resolución INE-2010-08-2009, donde explican que en el cálculo general no se afectaron los diversos factores acostumbrados, sino que sólo se ajustaron los dos puntos mencionados: energía (consumo) y potencia (carga de energía instalada en cada servicio).

Es decir, que Fenosa al aplicar esta alza le subirá 5.03 por ciento a cada uno de sus clientes en los cargos de “consumo” y “potencia” que aparecen en las facturas, aunque a nivel general se trate de un promedio de 4.8467 por ciento en las tarifas, algo que se reflejará en los recibos que lleguen a los clientes en octubre próximo.

Los otros cargos que contempla la factura (alumbrado público, potencia, inflación y otros), según el INE, no se ajustaron, y quedaron en cero para efectuar el cálculo general del ajuste a la tarifa, el cual es menor por esta razón.

Tal como prometiera el gerente de Comunicación de Fenosa, Jorge Katín, esa empresa envió al INE una carta el miércoles pasado, pidiendo considerar otros factores al hacer el cálculo del ajuste.

Las razones de Fenosa y del INE

“Las empresas de distribución Disnorte y Dissur, con fecha 26 de agosto, sometieron a consideración del Instituto Nicaragüense de Energía, ente regulador, la actualización del precio de referencia mayorista (de la energía) en barras de media tensión, alegando un incremento en el precio de referencia internacional del bunker”, reza una nota del INE.

En este informe, los técnicos destacan que revisaron en detalle la observación de Fenosa, encontrando que hubo un aumento de hasta 26.43 por ciento en el precio del Fuel Oil número seis o búnker tipo “C”, el combustible con que se genera el 80 por ciento de la energía eléctrica que demanda nuestro país.

El INE apunta en la nota de prensa que el precio por barril de este derivado del petróleo ascendió de 52.24 dólares en mayo hasta 59.84 dólares en julio pasado, y cerró agosto hasta en 66.05 dólares, lo que incide directamente en la aprobación del ajuste mencionado.

“A esto se suma una disminución en los aportes hídricos al embalse de Apanás, debido a la baja precipitación pluvial que reduce la capacidad de generación hidráulica y provoca un incremento en el precio de compra mayorista promedio por la mayor utilización de combustible fósil para generación”, agregan.

Para evitar anunciar un alza mayor en octubre, según el INE, ahora se consideró aprobar este ajuste tomando en cuenta que el barril de búnker se mantendrá estable en 60 dólares por barril, lo cual es “inferior al precio real de agosto de 2009”.

Esta alza se corresponde con el anuncio que hiciera público la semana pasada el titular del INE, David Castillo Sánchez, quien detalló que el ajuste sería fijado entre cuatro y cinco por ciento a nivel general. Los detalles de la misma aparecen en la página 10B de esta edición de EL NUEVO DIARIO.

“Este pliego no es aplicable a usuarios domiciliares de energía eléctrica que consumen hasta 150 kilovatios hora al mes, los que mantendrán la tarifa de julio del 2005, tal como lo dispone la Ley 554, Ley de Estabilidad Energética”, reza la nota del ente regulador.

Además de esta alza, Fenosa ahora tiene la oportunidad de pedir un nuevo ajuste antes del 31 de octubre próximo, pues así lo dispone su contrato de concesión, ya que puede solicitar al INE que se revisen todas las variaciones anuales en sus costos de operación, especialmente, en inflación, materiales de reposición y comercialización.