•   CARAZO  |
  •  |
  •  |
  • END

Más de 20 vendedores del mercado se apostaron ayer en la entrada principal de la Alcaldía de Diriamba, con carteles que decían: “Quiten del cargo al intendente”, después que la noche del domingo los tramos de dos comerciantes de frutas y de verduras fueron desarmados por trabajadores de la municipalidad, aduciendo morosidad en los pagos de los impuestos.

Primitiva del Socorro Tercero, comerciante de ese mercado, manifestó a EL NUEVO DIARIO que “es injusto lo que están haciendo. Mi hermana tiene un tramo en este lugar, y el intendente Orlando González ha tratado de quitarnos, justificando falta de pago. Nosotras vamos al día y no le debemos dinero a la alcaldía”, dijo.

Por su parte, Marcos Chávez, inquilino de un espacio en el mismo centro de compras, señaló que “somos personas luchadoras y estamos reclamando nuestros derechos. Esperamos ponernos al día y pagar lo que se debe, sin embargo, catalogamos la actitud del intendente y de sus trabajadores de terroristas y vandálicos, porque llegaron el domingo en horas de la noche y comenzaron a derrumbar los tramos sin previa notificación y sin dialogar con las partes en conflicto”.

Bismarck Pérez, alcalde, informó que “el problema es por falta de pago de los ciudadanos Aldo Parrales y Patricia Bonilla, quienes tienen varias cuotas pendientes de pago, y por incumplir se decidió desalojarlos del lugar, pero nos reunimos y acordamos que se pondrán al día con los impuestos por medio de arreglos de pago, que contribuirán a las limpiezas de las calles y a no obstaculizar la circulación de las aguas servidas”.

Según las estadísticas de la intendencia del mercado de Diriamba, los comerciantes se han aumentado a 470 entre ambulantes y permanentes, y el 60 por ciento de los mismos respaldan la cultura del no pago.