•  |
  •  |
  • END

El ex Contralor General de la República y diputado aliado del gobernante Frente Sandinista, Agustín Jarquín Anaya, afirmó de manera categórica que la idea del Ejecutivo de hacer del Hotel Seminole el único centro en el que el Estado realice sus actividades, podría derivar en responsabilidades administrativas, civiles y hasta penales por parte del ente fiscalizador.

“La Ley de Contrataciones establece procedimientos que son ineludibles para cualquier entidad pública o entidad que aunque no sea pública, reciba fondos del Estado, eso es categórico”, dijo ayer Jarquín Anaya.

Los contralores Guillermo Argüello Poessy y Lino Hernández afirmaron que la intención del gobierno de hacer del Seminole el hotel del Estado para eventos, viola abiertamente la Ley de Contrataciones del Estado, Ley 323, y la Ley de Probidad de los Servidores Públicos, Ley 438, porque ninguna contratación se puede hacer de manera dirigida, y menos cuando quien la ofrece es un empleado público.

“Lo que han expresado los contralores sobre este tema es totalmente correcto, porque si acaso el ofrecimiento fue ese que apareció publicado; incurrirían en faltas que son sujetas de que se inicie una investigación y que eventualmente se establezcan responsabilidades administrativas, civiles e incluso penales, porque eso no puede hacerse.

La recomendación del hotel que es propiedad de la sociedad Albalinisa, ligada al partido de gobierno y a la familia gobernante, ha causado molestia en el sector hotelero y turístico, que considera la acción como una “competencia desleal” que ya habían advertido.

Para Jarquín Anaya, sólo la idea de centralizar los eventos en un solo hotel, es fuera del lugar, pues no existe en el país una estancia con tal capacidad de respuesta.

“Definitivamente, te digo que eso no es factible, porque algo que nadie puede explicar es cómo en una oferta hotelera tan baja y tan pobre, se pretenda centralizar o monopolizar en un solo sitio, porque no habría capacidad de responder a la enorme demanda. Además, que es una situación reñida con la ley”, insistió.

“El argumento de que se podría estar haciendo como estrategia de ahorro del gobierno no es válido, porque la competencia es la que te genera mejor servicio, mejor calidad y el más bajo precio”, añadió.


Presidente de Comisión de Turismo del Parlamento: “Quieren manos libres a funcionarios”

El presidente de la Comisión de Turismo de la Asamblea Nacional, Ramón Macías, consideró que la decisión de centralizar los eventos estatales en el Hotel Seminole, despierta mucho temor ante la propuesta de reforma a la Ley de Contrataciones Administrativas del Estado, que envió el gobierno, en la que prácticamente se pretende dejar manos libres a los funcionarios.

Macías consideró que el caso del Hotel Seminole es una medida ilegal y desacertada del gobierno, pues va en contra de la actividad turística privada.

“Un ejemplo: el ministro de Salud, según la reforma, tiene la potestad de comprar directamente lo que quiere, eso no debe ser posible, para eso dicen que es con carácter de urgencia, pero no, debe existir un marco regulatorio”, señaló Macías.

Por otra parte, afirmó que el caso de los contratos marcos a grandes consorcios no estarían sujetos prácticamente a ninguna regulación. Con este proyecto de reformas quieren dejar libre las manos a los funcionarios del Estado para contrataciones directas”, señaló.