Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega cambió ayer su posición respecto a las bases militares de Estados Unidos que se abrirán en Colombia, pues en el pasado dijo que le preocupaban porque son “parte de la carrera armamentista estadounidense”, y ahora dice que su temor es que Colombia, “con su carrera armamentista”, ataque al país.

Ortega se reunió con el Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, general Douglas M. Fraser, a quien le expresó su opinión sobre las bases militares que han causado revuelo en América del Sur. “Nos preocupa, porque usted sabe que Colombia tiene diferendos marítimos con Nicaragua en La Haya… Nos preocupa que por la lucha contra el narcotráfico, Colombia incrementará su presencia militar”, dijo el gobernante.

Pero antes, en otra comparecencia, expresó que “esas bases militares son una amenaza para los países vecinos, se viola la soberanía de Colombia y también la soberanía de América Latina… Estados Unidos no puede seguir con esa carrera armamentista”.

“Buenas relaciones”

Ortega dijo que su gobierno quiere “desarrollar relaciones respetuosas, de interés mutuo, que contribuyan con la región centroamericana”.

La relación bilateral entre los países, afirmó, se está desarrollando positivamente y tiene muchos denominadores comunes, la lucha contra la pobreza y el crimen organizado, entre ellos.

El mandatario leyó una comunicación que envió su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, en saludo al 188 aniversario de la independencia de Nicaragua.

El general Douglas M. Fraser llegó al país porque participará en el acto en conmemoración del 30 aniversario del Ejército de Nicaragua.

“Las bases están totalmente de cara al Mar Caribe. Nosotros nos sentimos amenazados por Colombia, esperamos que se pronuncie la Corte Internacional de Justicia”, insistió.

Después, el golpe

Luego, el mandatario habló sobre un tema que viene abordando con mucha frecuencia: el golpe de estado en Honduras, pero no lo hizo con el tono usual.

“Los golpistas se sienten envalentonados porque allí está la base de Palmerola y porque desde esa base se sacó al presidente (Manuel) Zelaya. Nosotros tenemos todo lo que es la ruta, se la podemos hacer llegar, de allí sale, de la base de Palmerola hacia Costa Rica. No sabemos si lo hicieron con permiso o sin permiso de Estados Unidos. Si lo hicieron con permiso es gravísimo y si no, también gravísimo”, dijo.

Más tarde agregó: “Que esto no se entienda como un reclamo, no, yo no tengo nada que reclamarle a usted, yo estoy describiéndole hechos que pueden ser confirmados”.

Por su parte, el general Douglas M. Fraser expresó que él asumió ese cargo tres días después del golpe de Estado.

“Entiendo que la nave aérea sí aterrizó en Palmerola, pero no es estadounidense, sino hondureña, allí sólo hay personal estadounidense”, expresó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus