Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Los directivos del estatal y brasileño Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, Bndes, ya tienen en sus manos las leyes y procedimientos necesarios que fueron aprobados por las autoridades nicaragüenses, para poder ratificar el desembolso millonario de la construcción hidroeléctrica Tumarín, proyecto por medio del cual se pretende generar hasta 220 megavatios hora.

çEste miércoles, diputados de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional, se reunieron en privado con el embajador de Brasil en Nicaragua, señor Flavio Macieira, y con otros funcionarios brasileños, y según los parlamentarios fueron informados de que el proyecto Tumarín está a las puertas de que empiece su ejecución, pero para eso falta la última revisión de los documentos aprobados por Nicaragua, de parte del Bndes, para autorizar el desembolso.

Los diputados Eliseo Núñez y Freddy Torres, presidente y miembro de la comisión, respectivamente, recordaron que el proyecto se ejecutará en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, en donde se estima que se invertirán unos 600 millones de dólares, de fondos del Estado brasileño y de empresarios privados de ese país.

Hugo Lorenzetti, Secretario para la Embajada de Brasil, indicó que la revisión de esos documentos de parte de las autoridades bancarias de su país, se trata de un proceso normal y burocrático que se realizan en ese tipo de transacciones, sin embargo, dijo que se espera que para el primer semestre del año entrante las obras del proyecto empiecen a ejecutarse.

Presentan otros proyectos

Los parlamentarios fueron acompañados a la reunión de Pablo Fernando Martínez, titular del Ministerio de Transporte e Infraestructura, quien según los diputados hizo una presentación de varios proyectos, con el propósito de que a través del embajador brasileño se pueda conseguir recursos para la construcción de carreteras y caminos en varias zonas del país.

Núñez comentó que el ministro expuso sobre obras de infraestructura en Monkey Point, Laguna de Perlas, y el proyecto hidroeléctrico Brito, entre otros, sin embargo, el diplomático brasileño les aclaró que él serviría de intermediario para llevar esas propuestas ante su gobierno, para decidir si existe algún interés de invertir.