•  |
  •  |
  • END

LEÓN

Los encuentros de la próxima Liga Profesional de Béisbol en el Estadio de León se verán interrumpidos en horas de la noche por la falta de iluminación en este campo de juego, ante la ausencia de dos torres lumínicas que presuntamente fueron vendidas como chatarra durante la administración del ex alcalde Tránsito Genaro Téllez.

Pero la falta de iluminación no es el único problema que enfrenta el Estadio Municipal de León. Existe un severo deterioro en las paredes, techo, malla, graderías, sillas, circuitos eléctricos, servicios higiénicos y las cabinas de transmisión.

Hay que destacar que las demás torres lumínicas también presentan serio deterioro y carecen de bujías y mantenimiento adecuado.

“Es condenable que las torres de hierro que sucumbieron durante el paso de la tormenta Alma, hayan sido vendidas como chatarra a tan sólo 800 córdobas; es una cantidad irrisoria en comparación con el verdadero valor económico que poseían”, aseguró Mario Balladares, Gerente General de la comuna, quien acusó de la venta al ex edil Téllez.

Balladares añadió que la venta de las torres fue falta de amor a la fanaticada de León. “Haber vendido las torres sabiendo que el béisbol es una de las distracciones que tiene el pueblo, demostró falta de amor y cariño al equipo leonés que tanto le ha dado a nuestra ciudad”.

Agregó que es corrupción la venta de las torres lumínicas del estadio: “No es posible que cada torre haya sido vendida en 800 córdobas, el señor que las compró posteriormente las comercializó a una empresa chatarrera salvadoreña; la reconstrucción de estas dos torres tiene un valor superior a los 18 mil dólares”, refirió.

No hay dinero para rehabilitarlo

Según Balladares, durante una reunión entre el edil Manuel Calderón y el asesor económico del gobierno, Bayardo Arce, quedó claro por ambas partes que en estos momentos no existe la capacidad económica para reconstruir las torres y rehabilitar el estadio.

La comuna necesita 83 mil dólares para reconstruir las dos torres que hacen falta, reforzar las demás e instalar las luminarias en el campo de juego.

Sin embargo, el gobierno local destinó un millón y medio de córdobas para la rehabilitación de la pizarra, instalación de 300 láminas de zinc, reparación de las cabinas de transmisión, y compactación del terreno, en el área de juego.

Salomón Manzanares, ex relacionista público en la Alcaldía durante la administración de Téllez, admitió que las dos torres de hierro fueron vendidas como chatarra al señor José Esteban Jiménez, líder comunal del reparto Rubén Darío.

La venta de las dos torres contó con la aprobación del Concejo durante la administración del ex edil Téllez. El dinero por la venta sería destinado a amortiguar una supuesta deuda de 120 mil córdobas que el estadio tenía en concepto de agua potable, energía eléctrica y servicio telefónico.

“Ese era el verdadero fin que iba a tener el dinero de las torres que fueron vendidas como chatarra.

Eran torres oxidadas que no soportaron la fuerza de la naturaleza, estaban sementadas en bases muy frágiles, así a como se encuentran las demás, que probablemente no resistirán el paso de otra tormenta”, argumentó Manzanares. Las declaraciones de Manzanares fueron refutadas por Balladares, quien afirmó que en los informes de ingresos y egresos de la administración anterior, se detalla que la venta de dichas torres ascendió a mil 600 córdobas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus