José Leonel Mendoza
  •   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • END

Cientos de nicaragüenses están siendo engañados por una empresa denominada “Global ID” (Documento Global de Identidad), la cual está emitiendo unos carnés que, aseguran, sirven a los interesados para hacer préstamos financieros, trámites en las entidades gubernamentales y hasta para viajar a cualquier parte del mundo sin necesidad de un pasaporte.

Desde la semana pasada se dio a conocer que dicha empresa inauguró “El Primer Encuentro Nacional de Apoyo al Extranjero”, donde se indicaba que cualquier inmigrante --no importando su situación migratoria-- podía acceder a una especie de banco de datos para trabajar de guarda, doméstica o en la construcción.

Sin embargo, conforme pasaron los días, se empezó a conocer en boca de los asistentes, que funcionarios de esa empresa le indicaron que les darían un carné que les serviría para incluso tener estatus migratorio legal.

La noticia corrió como chisme de pueblo, y este fin de semana decenas fueron a hacer filas a la oficina que sita en Casa Matute, ubicada en barrio González, en San José. La presencia de connacionales se extendió hasta el Consulado General en la capital josefina, este lunes, donde muchos hicieron filas para sacar un pasaporte provisional para llevarlos a Global ID, y sacar su “documento de identidad”.

Sin permiso oficial

Sin embargo, se descubrió que esa empresa no tiene ningún permiso oficial ni de Nicaragua ni de Costa Rica para emitir un documento con la validez que, ellos aseguran, les brinda el carné, documento que según los inscritos tendrá un valor de 5 mil colones (unos 10 dólares) a partir de este martes.

Mario Zamora, Director de Migración de Costa Rica, al consultarle, fue categórico al señalar que “es absolutamente irregular”. “En calidad de Director de Migración de Costa Rica, descarto todo elemento de validez jurídica de esa tarjeta que está emitiendo una empresa particular (Global ID). No otorga ningún beneficio migratorio, ningún derecho migratorio, y no es un documento oficial reconocido por el Estado costarricense”, sostuvo.

En tanto, la Cónsul General de Nicaragua, Leticia Herrera, coincidió con Zamora, de que no goza del aval de ninguno de los dos gobiernos (el documento), y que más bien tiende a vislumbrarse como una gran estafa a los extranjeros, principalmente nicaragüenses. La Embajada de Nicaragua reiteró que el único documento válido es el pasaporte.

“Es que a mí me dijeron…”

Fabio González, declaró que le dijeron que le servía para gestionar préstamos y hacer trámites. Por su parte, Dolores Corrales, del Organismo Cenderos, expresó su preocupación porque varios nicaragüenses le externaron que “estaban alegres porque ya tenían su residencia y que no necesitaban pasaportes para viajar”.

Karina Fonseca, del Servicio Jesuita para Migrantes, en un correo electrónico comentó que esa información “les parece alarmante”, y que “es una situación en la que la Dirección General de Migración, debe y puede intervenir cuanto antes.

Laura Paniagua Arguedas, investigadora de la Universidad de Costa Rica, indicó que esa empresa bajo el lema “Facilitando el acceso a opciones de trabajo y crédito”, insta en la prensa al “reclutamiento de extranjeros” en una base de datos a la que tendrán acceso empresas reclutadoras y entidades financieras.

Ella se pregunta: ¿qué persigue esta actividad aprovechándose del deseo de documentarse?, ¿hacia dónde lleva este engaño?
Tratamos de conversar vía telefónica con Silvia Mendoza, quien aparece como encargada de prensa de esa empresa, sin embargo fue imposible, porque salía ocupado el número que ellos facilitaron en una nota informativa.

lmendoza@elnuevodiario.com.ni