•  |
  •  |
  • AFP


La embajada de Estados Unidos en Managua desmintió este viernes afirmaciones del presidente Daniel Ortega que sostuvo que altos jefes y agentes de la Policía de Nicaragua reciben salarios de la Agencia Antidrogas norteamericana (DEA, en inglés), según un comunicado.

Ni la DEA ni la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL, por sus siglas en inglés) del Departamento de Estado, que colaboran con la Policía de Nicaragua, "provee algún pago directo o indirecto de salarios a sus oficiales", señaló la embajada estadounidense en una nota de prensa.

Según Ortega, altos jefe policiales y agentes antidrogas reciben salarios directamente de fondos de la DEA, lo que es motivo de insubordinación a las órdenes de sus superiores.

"Ante Aminta (Granera, directora de la policía) se pueden cuadrar, pero ante quien de verdad se le van a cuadrar (los agentes) es ante el otro (la DEA), porque es el que les paga su salario y les pagan mucho mejor que lo que gana cualquier jefe policial", denunció Ortega.

El mandatario nicaragüense hizo estas declaraciones el jueves durante la presentación de su informe anual al congreso, ante el asombro de Granera y el embajador estadounidense Paul Trivelli, presentes en el acto.

"Si la DEA quiere entregar alguna asistencia o ayuda, que se la entregue al gobierno de Nicaragua (...) pero no podemos permitir que venga la DEA y le pague directamente a algunos funcionarios de la Policía", añadió.

La nota aclaratoria emitida por la embajada señala que los programas que desarrolla la DEA con la institución policial "consisten en entrenamiento y capacitaciones, ayuda experta, asistencia operativa y entrega de equipos que facilitan la labor de la Policía Nacional frente al actuar delictivo de los narcotraficantes".