• LEÓN |
  • |
  • |
  • END

Tres casas destruidas, 36 techos con afectaciones parciales y más de cien árboles caídos ocasionó un tornado en horas de la tarde del viernes, acompañado de una breve brisa en el caserío Los Patos, de la comunidad Costa Esperanza, en el municipio de Telica.

El tornado sorprendió a los habitantes de dicha comunidad a las tres y cincuenta de la tarde, alcanzó una intensidad de cincuenta kilómetros por hora, arrasó con las láminas de zinc y las alfajillas de madera de tres viviendas, arrancó alrededor de 150 árboles, además desprendió parcialmente el techo de al menos unas 36 humildes viviendas.

Al momento del fenómeno natural, la señora Marcelina Castillo, de 72 años, se encontraba tranquilamente en la cocina haciendo un jarrón de café para toda su familia.

Espantada, vio cómo se le fue el techo

“Me fui a la cocina a preparar un café cuando comenzó a llover, de repente se dejó venir un fuerte viento acompañado de un silbido que me ocasionó escalofríos, cuando de repente el techo de la casa comenzó a sonar y observé que el techo comenzaba a desprenderse, salí corriendo al cuarto y me puse a orar”, dijo la anciana de 72 años a las autoridades de Defensa Civil, quienes se hicieron presentes de inmediato al lugar del desastre.

La mayor parte de los habitantes del caserío Los Patos se congregó en la propiedad de Prudencia Ramos, de 53 años, quien fue la peor afectada por el paso del tornado. El ventarrón arrasó con más del 60 por ciento del zinc, quebró las alfajillas de madera y se llevó la mayor parte de los enseres personales.

La única persona que se encontraba en la propiedad era doña Prudencia Ramos, quien salió gritando despavoridamente por los caminos fangosos pidiendo auxilio a sus vecinos, relató Aura Francisca Ramos Gracia, líder comarcal.

“Es la primera ocasión que vivimos este tipo de acontecimiento que gracias a Dios no dejó víctimas que lamentar”, afirmó.

Costa Esperanza

La comunidad Costa Esperanza está ubicada 25 kilómetros al este del municipio de Telica, sobre la carretera Las Marías, del empalme Mina Limón, cuatro kilómetros hacia el oeste. Hay un total de 44 familias y 186 habitantes entre adultos y niños.

El mayor Gustavo Ramos, jefe de Defensa Civil en el departamento de León, manifestó a EL NUEVO DIARIO que el fenómeno apareció por el costado norte de la comunidad y fue catalogado como “fuertes vientos”, similar al ocurrido en meses anteriores en los municipios de Quezalguaque y Nagarote.

El edil Arsenio Reyes aseguró que primero realizarían una evaluación de los daños y posteriormente apoyarían a los afectados, principalmente con techo.

“Observamos una casa totalmente colapsada y otras que están parcialmente dañadas, y la principal demanda es el techo; orientamos a los vecinos que brinden albergue a las cinco familias que se encuentran damnificadas. La comuna dará solución a los problemas presentados por la comunidad a más tardar este fin de semana”, expresó el edil.