•  |
  •  |
  • END

La financiera Asociación de Consultores para el Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa (Acodep), sufrió afectaciones económicas por el orden de 20.1 millones de córdobas y 298 mil 254 dólares, durante el periodo del 1 de enero de 2006 al 12 de junio de 2008, y por el orden de los 36 millones de córdobas y 596 mil 744 dólares, entre el lapso del 1 de marzo al 30 de abril de 2009, según informes de auditoría que realizó la actual directiva, la cual es presidida por Julio Paniagua.

El principal responsable de esta lesión a las finanzas de la entidad es su fundador y ex presidente, Armando José García Campos, según señalan los documentos.

Referente al primer lapso, de entre el 1 de enero de 2006 al 12 de junio de 2008, el informe establece que “el importe de la afectación al patrimonio de Acodep por parte del ex presidente de la Junta Directiva, Armando José García Campos, representa la suma de C$20,173, 207.79, y US$298, 254.62”.

Los detalles

En el “detalle” de la “afectación al patrimonio” se encuentran: pagos de tarjeta de crédito a nombre de García Campos; pagos a Credit Consult International sin autorización de la Junta Directiva de Acodep; préstamos autorizados por el mismo García que no fueron cancelados por los clientes, y un convenio de servicio y colaboración Acodep-Compulab, sin autorización de la Junta Directiva.

En tanto, en un segundo reporte de auditoría, firmado por el auditor Ramón Miranda Noguera, y con fecha de 4 de mayo de 2009, se concluye que Acodep “fue afectado en su patrimonio hasta por la cantidad de C$36,044,432.28, y US$596,744.98, como efecto del pago indebido de liquidaciones finales de personal, transferencias bancarias, anticipos para gastos, y pagos de tarjeta de crédito, autorizados por el señor Armando José García Campos y por la señora Iris Saavedra Juárez”, esta última ex gerente financiera de Acodep.

García niega

Al ser consultado sobre dichos documentos, Armando García Campos negó la veracidad de los mismos, y aseguró que otras firmas auditoras como Price Waterhouse, confirman que su administración se efectuó sin irregularidades.

Sin embargo, confirmó a EL NUEVO DIARIO que, efectivamente, realizó las liquidaciones finales de personal que se señalan en el segundo reporte.

Se trata de 20 personas contratadas por él mismo a principios de marzo de este año, y que duraron apenas unos cuantos días en sus puestos. Armando García Campos efectuó liquidaciones que en total sumaron 35 millones 962 mil 39 córdobas.

En el reporte se encuentra el caso de Alfonso José Llanes Cardenal, ex Vicesuperintendente de Bancos, y uno de los ejecutivos señalados por la quiebra del Banco Nicaragüense de Industria y Comercio (Banic), quien recibió una indemnización de 6 millones 307 mil 984 córdobas con 28 centavos, por haber laborado como gerente general de la financiera Acodep por solamente 7 días.

Según Armando García, los documentos en poder de END “tienen la validez que le quieran dar aquellas personas que están interesadas en querer seguir haciendo bulla y bochinche”.

“Y allí están auditados por firmas internacionales de primer nivel, como Price Waterhouse”, dijo García, quien señaló al actual presidente Julio Paniagua, de falsificar sellos y documentación oficial de Acodep.

Está denunciado

Armando García reconoció que en la Fiscalía existe una denuncia en su contra por estos señalamientos.

Dijo que actualmente se encuentra elaborando con sus abogados y con otros asociados de Acodep, “una propuesta para honrar las deudas a los acreedores, que es lo fundamental”.

Señaló que no está ejerciendo la presidencia ejecutiva de la entidad financiera en estos momentos, “pero de acuerdo con la resolución del Tribunal de Apelaciones, sigo siendo el presidente de Acodep, para todos los fines legales”.

Escandalosas indemnizaciones “es la ley”

En el otro lado de la acera se encuentra Julio Paniagua, actual presidente de Acodep, quien calificó como actos “a todas luces irregulares” y como “poco pulcro”, las actuaciones reveladas en los informes de auditoría.

Paniagua mencionó que García contrató a los 20 empleados cuando asumió de manera temporal durante dos meses la presidencia de la organización por mandato del Ministerio de Gobernación, en medio del conflicto legal que se mantiene en la financiera.

“Mirá lo que le pagó a Llanes Cardenal. Está fuera de toda lógica. Muestra los ánimos de hacerle daño a la institución. Don Alfonso fue Vicesuperintendente de bancos, ¿y qué te parece? No puede ser. ¿Y la vergüenza?”, cuestionó Paniagua.

La justificación

La justificación de que Llanes fuese indemnizado por 5.9 millones se encuentra en la cláusula octava de su contrato --así como del resto de empleados contratados por García en ese lapso--, que establece que “si la rescisión es de parte del empleador, se obliga a la cancelación por el período que fue pactado el contrato”. En el caso del ex alto funcionario de gobierno, el contrato era por cinco años.

“Se le pagó lo que el contrato establecía, a todos sin excepción, de acuerdo con la ley de contratos”, argumentó Armando García.

Sostuvo que se les pagó “por un día que hayas trabajado. Los abogados dicen que los contratos es la voluntad entre las partes. Y eso es ley. Entonces, yo me atengo a la ley”.

EL NUEVO DIARIO intentó ubicar a Alfonso Llanes Cardenal, pero no respondió a los dos teléfonos que aparecen registrados en Managua a su nombre, ni el que está registrado en Miami, Estados Unidos.