Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

La delegación europea que supuestamente vino a Nicaragua la semana pasada a verificar las supuestas irregularidades cometidas en las pasadas elecciones municipales, “ni siquiera solicitó una entrevista con el poder electoral”, dijo ayer el Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo.

La afirmación del alto funcionario fue en relación con la visita que hizo al país el director general adjunto de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea (CE), Stefano Sannino, el que supuestamente visitó Managua para conocer “in situ” lo que ocurre en materia de derechos humanos, democracia e interés por transparentar el sistema electoral.

Estimó don Jaime que lo más natural es que la representación europea haya solicitado una reunión con el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, “porque si se viene a tratar sobre ese tipo de asuntos, pues con los partidos opositores, (con) la sociedad civil, para ver sobre lo de las irregularidades ocurridas, lo justo sería escuchar la otra parte”.

Dijo don Jaime que los europeos solamente hablaron con la Cancillería, que no atiende los asuntos electorales. “Aquí hay otro poder --el Consejo Supremo Electoral-- que es completamente independiente, aunque quizá (Sannino) se refirió de manera exclusiva a la cooperación española”.

La Unión Europea (UE) ha calificado de “preocupante” la situación de la democracia en Nicaragua, mientras estudian si revertirán la decisión de suspender el desembolso de 97 millones de dólares destinados a apoyar el presupuesto de este país.