•  |
  •  |
  • END

La maquinaria pesada que el Instituto de Desarrollo Rural, IDR, facilitó al consorcio Alba de Nicaragua S.A, Albanisa, desde noviembre del año pasado y que supuestamente ya había sido entregada al Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, se encuentra en un plantel de la sociedad ligada a la familia gobernante y de la que es vicepresidente el también tesorero del Frente Sandinista Francisco López.

EL NUEVO DIARIO descubrió ayer que los dos camiones cisternas marca Hino y el camión taller marca Mitsubishi, están trabajando en un plantel que Albanisa tiene en el kilómetro 43 de la carretera nueva a León, exactamente en donde se está instalando la segunda fase de las plantas “Che Guevara”, y que forma parte de los más de 500 millones de dólares que en 15 años pagará la población a través de la tarifa eléctrica.

El hallazgo de la maquinaria contradice abiertamente lo dicho por el titular de la Dirección de Servicio a la Producción, DSP, del IDR, Ricardo Somarriba, quien había asegurado que la maquinaria había sido regresada por Albanisa.

Mentira tras mentira

Supuestamente y de acuerdo con la versión que dio Somarriba a este medio el viernes de la semana pasada, esos equipos se habían rentado a Albanisa a finales del año pasado, pero ya habían sido devueltas al IDR y que esta entidad se los había entregado al MTI como un proceso de fusión de esas dos entidades públicas por órdenes de la Presidencia de la República.

“Esa maquinaria se alquiló para hacer una…¿cómo te puedo decir? Es que como nosotros alquilamos maquinaria, si vos querés un tractor, nosotros te lo alquilábamos y eso (la maquinaria rentada a Albanisa) ya está en manos del MTI”, dijo Somarriba en esa ocasión.

La información que nos han brindado los trabajadores del IDR y un inventario de los equipos que se entregaron al MTI, demuestran que esa maquinaria no ha sido regresada por Albanisa, le indicamos, y respondió: “Pues no sé quién te estará informando, pero francamente te digo lo está haciendo mal, porque es una maquinaria que siempre ha estado buena y esos camiones cisternas se pasaron al MTI, porque todo el módulo de construcción pasó al MTI”.

“Prohibido tomar fotos”

Pero ayer EL NUEVO DIARIO llegó hasta un plantel que tiene Albanisa cerca de la segunda entrada del municipio de Nagarote y se encontró con que una de las cisternas de agua, la modelo FG, código CCH-05-005, placa M 051-401, color blanco que pertenece a los programas Polos de Desarrollo, Poldes, del IDR, se encontraba exactamente en la entrada del plantel que no tiene ningún rótulo, pero que es cuidado celosamente por guardas de Petronic.

“¡Oye!, no pueden tomar fotos aquí, es prohibido”, fue lo primero que dijo uno de los vigías al observar al fotógrafo de este medio que realizaba las primeras tomas a la cisterna con letras que la identifican como propiedad del IDR en la parte de atrás y que estaba aparcada a orillas de la elegante caseta de seguridad, rellenaba de agua un pequeño barril.

Se le indicó que la intención no era provocar molestia, sino conversar con el responsable del plantel sobre la maquinaria del IDR y nos indicaron que quien podría atendernos era Domingo Centeno, pero que en ese momento no se encontraba presente y que lo mejor era que nos retiráramos del sitio para “evitar clavos con la gente de arriba de Albanisa”.

Advertidos del asunto, nos alejamos un poco del sitio de entrada del plantel y a los pocos minutos vimos que llegó la segunda cisterna de agua, esta vez la modelo FG, código CCH-05-008, placa M-039-801, que tiene la identificación del IDR en la parte de atrás y una pequeña bandera de Japón en las puertas.

Los equipos forman parte de la maquinaria que donó Japón al IDR, la cual está valorada en unos 8 millones de dólares, pero que junto a otros equipos usados que le dieron de baja, podría sumar unos 14 millones de dólares.

“Muchachos por favor evitemos problemas, no pueden hacer fotos, hagan caso por favor o vamos a tener que actuar”, advirtió nuevamente uno de los guardas de seguridad de Petronic al ver cómo se fotografiaba el segundo equipo del IDR que ingresaba al plantel.

Más allá, a los lejos, cubierto por tractores, estaba el camión taller Mitsubishi, que posee una grúa, planta eléctrica, torno, taladro de mesa, herramientas, depósito para aceite y grasa, un tecle para bajar motores, depósito para cambio de grasa, máquinas para reparar llantas y chimbo de aire para las llantas.

“Pregúntele a don Francisco”

Este rotativo se comunicó con Domingo Centeno, encargado de Montaje Electromecánico en el plantel de Albanisa, quien se excusó de hablar por no estar autorizado para hacerlo, pues no era la persona más indicada para ello.

“Mire, de ese tipo de maquinaria no tengo información, soy encargado de Montaje Electromecánico y no sé nada de eso, de esa maquinaria, pregunte en Albanisa, ahí con el ingeniero Francisco López”, dijo Centeno para luego cortar la llamada.

El IDR facilitó los dos camiones cisternas y el camión taller de los Poldes a Albanisa para realizar proyectos energéticos. La petición la hizo en noviembre de 2008, al entonces director del IDR, Álvaro Fiallos Oyanguren, el multifuncional Francisco López.

Fuentes del IDR indicaron que Albanisa nunca pagó un solo centavo por usar la maquinaria, y que todavía no devuelve, aun cuando forma parte de un inventario que hace dos meses pasó a manos del MTI, en un proceso que ha dejado en el aire a unos 60 trabajadores de la DSP.

Somarriba: “Habla con relaciones públicas”

El titular de la DSP del IDR Ricardo Somarriba, se negó nuevamente a hablar del tema de la maquinaria, máxime cuando le indicamos que habíamos comprobado que la misma se encontraba en manos de Albanisa.

“Ideay, toda la maquinaria se está entregando, ahí hay una comisión hermano que está trabajando y es todo lo que te puedo decir, andate a (la dirección de) Comunicación del IDR y que digan ahí”, indicó.

Tenemos fotos y pruebas de que la maquinaria está en manos de Albanisa , ¿qué tiene que decir cuando usted dijo que ya estaba en manos del MTI? “Andate a comunicación y ahí te van a dar toda la información, ¿no dijiste que ya habías pedido la información?, pues ahí te la van a dar”. Luego cortó.

Este medio, a petición de la encargada de Relaciones Públicas del MTI, solicitó el lunes pasado la información sobre el canon de alquiler que supuestamente paga Albanisa desde noviembre del año pasado por los tres equipos que se encuentran en el plantel de Nagarote.

El IDR, según la ley, tiene 15 días para responder o para pedir diez días de prórroga.

El costo de alquiler mensual de los camiones cisternas es de aproximadamente 7,000 dólares y 5,400 dólares en el caso del camión-taller.

Ministro en funciones del MTI: “No sé nada de nada”

Mientras el ministro en funciones del MTI, Fernando Valle, dijo desconocer por completo el asunto relacionado con la maquinaria. “La verdad es que no estoy muy al tanto de la situación, porque ésa es una cuestión que se está conversando a nivel institucional y vamos a esperar a que madure el proceso”, dijo Valle.

“Lo que te puedo decir es que la maquinaria que era del IDR es tan gigantesca, que no creo que ya se haya entregado toda al MTI, además de que una gran parte de esa maquinaria no estaba en el mejor estado posible y entonces hay que hacer todo un proceso para recibirla toda”, agregó.

Aseguró que no sabía que maquinaria del Estado estuviese siendo usada por Albanisa para sus proyectos y que se enteró hasta que EL NUEVO DIARIO lo publicó, “porque el MTI no renta maquinaria”.

Al consultarle sobre el destino de unos 60 trabajadores del IDR que deberían de haber sido absorbidos por el MTI, dijo que se trata de un proceso lento en el que se debe preparar al personal, de manera que el traslado no cause un trastorno, además de que tenga el visto bueno del cooperante, en este caso Japón.