•  |
  •  |
  • END

Diana Rojas Hernández llegó temprano a su escuela, “Camilo Zapata”, se ubicó casi al centro del aula para tener mejor visión en el pizarrón. Su maestra copiaba la clase del día cuando de pronto escuchó un estruendo en el aula. En unos segundos, sucedió lo que los padres temían, el techo se les vino encima.

“Oímos un ruido fuerte. La profesora gritó y dijo que todos saliéramos en carrera, pero yo no pude salir”, dijo Diana. Aún nerviosa, con los ojitos rojos de tanto llorar, relató que sintió cuando las láminas de plycem le cayeron en la cabeza.

“La profesora intentaba sacarnos a todos. Algunos niños tenían sangre porque el techo nos cayó encima. A mí me trajeron al hospital y me hicieron puntadas”, nos comentó la pequeña mientras nos mostraba el vendaje. Ella junto a otros diez niños fueron llevados de emergencia al Hospital Alemán Nicaragüense.

La directora del centro, Sandra Osorio, solicitó al Ministerio de Educación la reparación de este centro que tiene más de 30 años de construcción.

En total deterioro

Los profesores consternados por el hecho comentaron que en conjunto con los padres de familia ya habían enviado cartas al Mined, pidiendo la reparación del centro “Camilo Zapata”.

Osorio afirmó que este colegio tiene una población estudiantil de 900 alumnos, ya que en la mañana atienden Primaria, por la tarde Secundaria y hay sabatino. “Los bomberos recomendaron que clausuramos el pabellón, aunque sólo una aula es la afectada. Eso significa que tendremos que reubicar de manera inmediata a 200 estudiantes en otra escuela, porque aquí no hay más aulas”, dijo la docente.

“El delegado municipal de Educación ya sabía que el techo es viejo, que las paredes están por ceder, que en cualquier momento ocurre otra desgracia, porque él visitó el centro”, sostuvo Estefanía Osorio, madre de cinco estudiantes de esta escuela.

Doña Estefanía señaló que el muro perimetral del centro también está por caer y temen que a la hora de entrada y en el recreo ocurra otro accidente. “Les habíamos advertido que hasta que un alumno muriera iban a resolver algo, pero gracias a Dios sólo fueron heridas. Pedimos a las autoridades que reparen el centro”, dijo.

16 mil aulas destruidas

Se buscó la versión del Ministro de Educación, Miguel De Castilla, pero no respondió a nuestras llamadas.

Mientras tanto, el vocero de la institución, José Treminio, declaró que al centro se hizo presente la División de Infraestructura Escolar, que hará una evaluación sobre los daños.

“Esto es parte de las 16 mil aulas dañadas por los gobiernos neoliberales. Hasta el momento se han reparado casi cinco mil, pero once mil siguen en mal estado. Es posible que este centro sea reparado de inmediato para no atrasar a los niños, y los fondos saldrán del plan de contingencia del Mined”, expresó el funcionario.

Para mientras se hacen las reparaciones necesarias, los pequeños podrían ser reubicados en escuelas cercanas al barrio “Camilo Ortega”, sostuvo Treminio.