Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

Trescientas toneladas métricas de basura. Eso es lo que a diario queda tirado en cauces, calles, bulevares, avenidas, parques y botaderos ilegales en Managua, sin que las autoridades de la Alcaldía cuenten con la capacidad técnica y económica para revertir esta situación.

El volumen de basura promedio que producen los capitalinos es de entre 1,500 y 1,600 toneladas métricas, de las cuales sólo se logra recoger 1,200 con el servicio de limpieza pública que se realiza en 669 barrios y en las calles de la ciudad.

Así lo explicó Arlong Salgado, Director de Medio Ambiente y Urbanismo de la alcaldía capitalina, durante la exposición de un nuevo plan para erradicar el problema de este déficit en la recolección de los desechos sólidos.

El plan, cuyo presupuesto para ejecutarse es de 23 millones 197 mil 760 córdobas, implica --entre otras cosas-- la compra de diez nuevos camiones recolectores. Los botaderos ilegales suman unos 300 en toda Managua.

Salgado aseguró que el servicio de limpieza pública se efectúa en la totalidad de los barrios de Managua, “pero hay barrios donde sólo se recolecta entre el 15 ó el 60 por ciento”.

Esfuerzos dispersos

Explicó, además, que hasta ahora los esfuerzos realizados por las entidades de gobierno como el Marena y el Inafor, se mantienen “dispersos” respecto de las jornadas de limpieza que realiza la alcaldía.

El proyecto que impulsan Salgado y su equipo de trabajo incluye la distribución de una cartilla que ilustrará, paso a paso, la manera en que los managuas deben de efectuar el manejo de la basura y desechos que producen. Este esfuerzo se haría en conjunto con la Universidad Nacional Agraria, a través de un convenio.

Requerirán patrullaje de policías

En el caso de los basureros ilegales y los “puntos críticos”, se requerirá de patrullaje de la Policía Nacional, y se aplicarán sanciones y a quienes desechen desperdicios sin ningún control.

Sin embargo, la vicealcaldesa de Managua, Reyna Rueda, quien estuvo presente en la presentación del plan, durante la mañana de ayer, reconoció que no es seguro que la entidad pueda conseguir los recursos si no es con la ayuda de diversos sectores y de la ciudadanía capitalina.