Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

Un jurado de conciencia declaró ayer no culpable a Óscar Ordóñez Rodríguez, ex director administrativo financiero del Instituto Nacional Forestal (Inafor), quien fue acusado de fraude por más de un millón 441 mil córdobas en perjuicio del Estado. El veredicto lo dio el jurado en el Juzgado Segundo Penal de Juicios de Managua.

Según Rigoberto Moreno, abogado defensor de Ordóñez, lo que influyó para que el jurado diera un veredicto a favor de su defendido, fue demostrar en el juicio que su cliente no se quedó con el dinero defraudado y que la Fiscalía y Procuraduría General de la República lo acusó porque él pudo haber evitado el fraude.

“Es más, el jurado también se fijó que quien se quedó con el dinero y no fue acusado (Sergio Alexander Román) llegó campantemente al juicio a ver cómo iba”, expresó el abogado.

Según la acusación del Ministerio Público, el fraude se dio a finales de diciembre de 2006, cuando el Inafor decidió contratar la firma Sánchez-Román S.A., representada por Sergio Alexander Román, para la construcción de 16 puestos de control forestal en diferentes puntos del país, pero la constructora sólo edificó ocho y sólo invirtieron unos 376 mil dólares.

El otro implicado en este caso es Darwin Ariel Flores Larios, pero éste se amparó.

“No acusaron a los implicados”

¿Por qué no acusaron a los que se quedaron con el dinero? Es la gran pregunta que el abogado del Estado, Miguel Páramo, respondió, diciendo que la Procuraduría General de la República sí acusó a las cuatro personas que participaron en los hechos, pero la Fiscalía --que sólo ejerció acción contra dos personas-- se opuso a que se admitiera la acusación del abogado del Estado y el caso pasó al Tribunal de Apelaciones de Managua.