•  |
  •  |
  • END

Los padres de la joven que acusa a un funcionario de Migración y Extranjería, DGME, de haberla violado, alertaron al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, de la presunta desaparición de la denuncia presentada en la Estación Cuatro de Policía.

Los familiares de la víctima, quien señala como cómplice del abuso a un compinche de su “compañero” de trabajo, se quejaron porque supuestamente la ropa que usaba el día que fue abusada no fue remitida al Laboratorio Central de Criminalística, LCC.

Igualmente, los denunciantes expresaron ante el Cenidh su inconformidad porque las autoridades no han exigido a los acusados entregar la cartera, la chaqueta y el celular que la víctima portaba el día en que fue vejada.

Expediente en la Fiscalía

La fiscal departamental de Managua, María del Carmen Solórzano, informó que el expediente está en poder del Ministerio Público, desde la misma tarde del pasado lunes.

Preguntada sobre la supuesta pérdida de la denuncia de violación que dio origen a la denuncia, Solórzano explicó que probablemente exista una confusión “porque inicialmente el papá de la víctima denunció por desaparición”.

“Primero denunciaron la desaparición de la joven, pero luego reorientaron la denuncia por violación”, explicó la fiscal Solórzano, pero aclaró que no tenía certeza sobre la supuesta pérdida de la denuncia.

Investigará la DAJ

La jefa de la Policía Nacional, Primera Comisionada Aminta Granera, dijo que ordenó a la Dirección de Auxilio Judicial, asumir las investigaciones del caso.

En declaraciones a los periodistas, luego de la ceremonia de ascenso de 338 oficiales de servicio en las distintas estaciones policiales de Managua, la jefa policial prometió que todas las evidencias y peritajes practicados durante la investigación serán remitidos a la Fiscalía.