Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

Los jueces de Ejecución de Sentencia de todo el país se reunieron con algunos magistrados miembros de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, para homologar algunos criterios en la aplicación del Nuevo Código Penal, y dejar claro que los reos del narcotráfico también pueden optar a beneficios como la suspensión de penas y libertad condicional.

Según el magistrado Armengol Cuadra, Presidente de la Sala Penal de la CSJ, en la reunión abordaron varios temas, entre éstos los juicios penales, la Ley 285 o Ley de Estupefacientes, Sicotrópicos y otras Sustancias Controladas, así como otras dudas de los jueces, quienes expresaron sus puntos de vista en la aplicación de distintos artículos del Código Penal.

Respecto a la Ley 285, que quedó derogada al entrar en vigencia el Código Penal reformado, se discutió lo que respecta al artículo 78, que se refiere a que los reos procesados por la comisión de los delitos contemplados en la presente ley, no serán excarcelados por ningún motivo bajo fianza y no gozarán de los beneficios de la condena condicional, de la libertad condicional, ni del indulto o amnistía, a excepción de aquellos que sean condenados a penas menores de siete años de prisión, quienes podrán acceder a tales beneficios legales.

Beneficios a narcos

El artículo se discutió con el fin de aclararles a los jueces de ejecución de sentencias de que los reos por narcotráfico que tienen penas menores a los cinco años de cárcel, pueden optar a beneficios como suspensión de la pena y libertad condicional, ya que es un derecho constitucional ser iguales ante la ley. Además, el Código Penal lo permite en sus artículos 87, 88, 96 y 97.

“El artículo 78 restringía esos beneficios en contra de lo que manda la Constitución Política de Nicaragua en su artículo 27, que dice que todas las personas son iguales ante la ley y tienen derechos a igual protección. Lo que se dejó claro es que los reos pueden optar a estos beneficios, pero el juez de ejecución de sentencia debe argumentar bien su resolución, cuidando que se cumpla con todos los requisitos establecidos en la ley. No es que la dará mecánicamente”, explicó Carlos Oviedo, Juez de Ejecución de Sentencia de Jinotepe.

En los últimos meses, varios reos por narcotráfico habían solicitado la suspensión de la pena, entre ellos el ex diputado hondureño ante el Parlamento Centroamericano (Parlacén) César Augusto Díaz Flores, condenado a 10 años de cárcel en septiembre de 2003, en el departamento de Rivas, por transporte ilegal de drogas.

Otro tema del que se habló fue sobre el principio de irretroactividad, que dice que la ley no tiene efecto retroactivo, excepto cuando favorezca al reo.

Entre los requisitos que el reo debe cumplir para optar a beneficios como la suspensión de pena y libertad condicional, está el que la pena no exceda los cinco años de prisión. El juez de ejecución de sentencia verá la peligrosidad criminal del sujeto, como por ejemplo, que el condenado haya delinquido por primera vez.