• Achuapa, León |
  • |
  • |
  • END

La Policía Nacional propinó otro duro golpe al narcotráfico internacional, ya que desmanteló el primer intento de instalar un laboratorio para la producción de estupefacientes en nuestro territorio, específicamente en la comunidad rural de Guisquilí, jurisdicción de Achuapa, 90 kilómetros al noreste de León.

En este operativo intervinieron las tropas Tapir, Tropas Especiales, de Inteligencia y de la delegación policial de León; las que llegaron al punto por diversos flancos y, aunque hubo un intenso intercambio de disparos, rápidamente neutralizaron a las personas que ocupaban el sitio.

Al controlar la situación y desmantelar las instalaciones, los oficiales confirmaron sus sospechas de que este sitio servía como un laboratorio artesanal para el narcotráfico y en el operativo logró capturar a dos mexicanos y tres nicaragüenses. Las autoridades presumen que uno de los aztecas es ingeniero químico.

Los capturados

Los capturados son los nicaragüenses Rosendo Rocha Calderón, de 43 años; Heidi Daniel Gadea Gómez, de 31 años, y José Aníbal Rodríguez Cano, de 35. También los mexicanos José Antonio Nogueda Valente, de 25 años, y Alfonso Serrano Adami, de 38, ambos originarios de Acapulco, México.

La Comisionada Mayor Vilma Reyes, vocera de la Policía Nacional, destacó que este operativo se enmarca en la celebración del XXX aniversario de la institución y es la primera vez en la historia que se descubre un laboratorio artesanal para el narcotráfico.

Al momento de revisar en detalle el laboratorio clandestino, la Policía ocupó varios kilos de metanfetaminas que son destinadas a la producción de una adictiva droga que es conocida como “speed”, “meth” o “chalk”, en su forma de consumo por ingesta. También recibe el nombre de “hielo”, “ice”, “cristal” o “glass” cuando la utilizan para fumarse, inhalarse o inyectarse.

“Hielo” adictivo

Se conoció que a nivel centroamericano se le conoce como “hielo” y es una droga cuyos consumidores la explican en los centros de rehabilitación como una pequeña piedra con aspecto de hielo, a la que pueden ser adictos con sólo consumirla una o dos veces, por los efectos altamente tóxicos.

Por la cantidad de metanfetaminas en polvo encontrada en baldes, la Policía estima que en ese sitio se procesaban al menos 250 mil tabletas de la droga mencionada, cuyo costo unitario oscila entre los 70 y 80 dólares.

La jefa de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, Comisionada Mayor Glenda Zavala, señaló que la droga que se estaba procesando en esta comunidad recóndita estaba destinada a la exportación.

Para procesar la droga los narcotraficantes también estaban utilizando soda cáustica, tolueno, ácido sulfúrico y otras sustancias prohibidas en el mercado como sedufederina avanzanalinica, subrayaron las autoridades policiales.

Además de la sustancia antes referida, los narcos tenían en su laboratorio artesanal una mesa, una balanza, un cilindro de gas licuado de 100 libras y una pequeña tubería y mangueras plásticas.

Zavala dijo que esta droga llamada “hielo” tiene un efecto devastador cinco veces más que la cocaína y seguramente estaba siendo producida para ser exportada fuera de la región centroamericana.