• |
  • |
  • END

El presidente de la Comisión de Salud y Seguridad Social del Parlamento, el diputado del FSLN Gustavo Porras, salió al paso de los reportajes publicados por EL NUEVO DIARIO que dejan en evidencia las deficientes condiciones y equipos con los que se labora en el sistema de salud público, e intentó voltear la cara a la tortilla al sostener, entre otras cosas, que la Ley 323, Ley de Contrataciones del Estado, imposibilita al Ministerio de Salud, Minsa, comprar equipos de buena calidad y a buen precio a nivel internacional.

En tanto el titular de Salud, Guillermo González, sigue obviando el tema, mientras el representante de la Organización Panamericana de la Salud, OPS, el doctor Jorge Prosperi, indicó ayer a través de Relaciones Públicas que: “No se puede hablar”. Al preguntar por qué, en el área respondieron: “No se puede hablar del tema”.

Días atrás, Prosperi había asegurado que se pronunciaría en torno al mismo, pero cambió de parecer sin una explicación.

El diputado Porras, con un tono y actitud comedida, inusual en su manejo político y sindical, manifestó a Canal 12 que la Ley 323 no le permite al Minsa ir a buscar, en el extranjero, materiales y equipos de mejor calidad y con el mejor precio.

Culpa es de oferente

“Se cae en los intermediarios nacionales, entonces si hay un hilo chino de mala calidad, es porque hay un oferente, un vendedor, un privado que lo vendió… yo demando al Ministerio de Salud que salga beligerantemente con esta cuestión del hilo chino. Si hay un hilo chino es porque hay un vendedor, un oferente privado que lo vendió”, subrayó.

“Y que lo vendió diciendo –razonó-- que cumplía con las especificaciones y el Minsa verificó que cumplía las especificaciones y después si es de mala calidad, el Minsa tiene que ser beligerante: llamar a ese oferente y reclamarle y demandarlo si fuera necesario, porque si te dice que te voy a vender un hilo de buena calidad, de donde sea, y resulta que es de mala calidad esa es una estafa”.

“Allí tiene que salir ese privado, que no sé quién es, pero hay que buscar y el Ministerio tiene que pronunciarse diciendo o defendiendo su hilo. El problema está claro: una vez que estamos identificando por qué salió la denuncia, hay que verificar si no tiene la calidad requerida y hay que sacarlo de circulación y demandar al que lo vendió porque ése es un resultado de la forma en que se hacen las cosas en el capitalismo”, justificó.

“No puede el Ministerio de Salud, aunque quisiera ir a comprar a los Estados Unidos, donde sea, no puede ir a comprar, tiene que caer a los oferentes nacionales, y los oferentes nacionales lo que están trayendo es eso… esa es la Ley que nos dejaron los gobiernos neoliberales”, recalcó.

END intentó conocer la posición de algunos proveedores del Estado pero no se logró localizarlos.

Jalón de orejas a funcionarios del Minsa

No obstante, el diputado, quien además es secretario general de la Central de Trabajadores de la Salud, Fetsalud, el sindicato que da el espaldarazo a los nombramientos en el Minsa, insistió en que el Ministerio debe mostrar una postura beligerante sobre el tema.

“El Ministerio de Salud tiene que asumir con beligerancia el papel de la calidad… los directores de cada centro (hospitalario) tienen que dar la cara frente a la población por la calidad, sin duda”, planteó. Pero el ministro de Salud, Guillermo González, como es costumbre, ha evadido el tema y a END.

Porras además sostuvo que: “es importante que estemos demandando que el pueblo tenga derecho y denuncie todos los maltratos, eso lo hemos abierto nosotros, antes ¿qué pasaba? Simple y sencillamente la gente no tenía dónde quejarse, ni había ningún medio interesado en sacar nada”.

“Lo más que llegaban- agregó- efectivamente era a los canales donde pedían apoyo para los medicamentos. Yo creo que es importantísimo que la población nicaragüense sepa que tiene derecho a denunciar, a quejarse, que tiene derecho a ser bien atendida. Eso sin duda, y los trabajadores de la salud estamos dando pasos precisamente para darle repuestas a la gente”.

No van a “capear” el bulto, asegura

El legislador también refirió que: “Es importante que estemos claros de que la percepción de la gente es el centro de nosotros, si la gente se siente que está mal atendida en alguna unidad, nosotros tenemos que dar los pasos para que la gente se sienta satisfecha, se sienta bien atendida y eso es lo que vamos a buscar mañana (hoy) en el foro de calidad”.

Porras subrayó una y otra vez, que están para defender a la gente. “Para eso estamos… para brindarle la mejor atención y nuestra lógica no es para estar capeando el bulto, es para dar la cara y buscar cómo resolver”, puntualizó.

Detrás de hospitales

El presidente de la Comisión de Salud y Seguridad Social del Parlamento, el diputado Gustavo Porras, indicó que no hay necesidad de ocultar en los reportajes publicados por END los nombres de los hospitales donde se comprobó las deficiencias hospitalarias.

“…¿Dónde será? ¿Qué hospital es? ¡Aquí hay que decirlo claramente! En el hospital tal, así como ha salido la gente humilde diciéndolo: en este hospital fui maltratado, se mete la denuncia, hay que buscar cómo mejorar esa situación, investigar, hacer las auditorías y tomar en cuenta las consideraciones que existen”, argumentó.

“No es la gran telenovela para seguir, hay que decir en tal hospital se están dando estás cosas. Hay mucha manipulación en esto, pero es importante que el Ministerio de Salud y nosotros asumamos la lucha por la calidad”, dijo.

END ha decidido no especificar nombres debido a que el personal de salud teme represalias y no descarta que haya despidos por medio.

De acuerdo con Porras, en el país hacen falta mil camas hospitalarias por la falta de inversión pública en los gobiernos anteriores. Sin embargo, dejó a un lado los recortes presupuestarios que ha tenido el sector, en el actual gobierno.

“Gracias a Dios para el 2011 vamos a tener dos hospitales nuevos: el hospital militar que ya está caminado, que nos deja el hospital viejo para la atención pública y el hospital de Managua, que estará por Nejapa, donde se contarán con 500 camas: el país requiere mil camas y necesita reposición de equipamiento y hay que trabajar en esa dirección…que quede claro”, apuntó.