• |
  • |
  • END

Los contralores decidieron ayer establecer una presunción de responsabilidad penal en contra del ex alcalde de Ticuantepe Eduardo “Guayo” López Dávila, por haber afectado los bienes de esa comuna al pagar obras que nunca se hicieron o que se hicieron a destiempo en una malversación de fondos de 3 millones 354 mil córdobas que ahora lo envía a los tribunales de justicia.

La decisión, según informó el colegiado Lino Hernández, se tomó por mayoría de votos de cuatro contra uno y la misma alcanzó a todos los miembros del Concejo que acompañaban a López Dávila, a quienes les impusieron una sanción administrativa.

Los concejales propietarios sancionados administrativamente son los sandinistas Lidia Damaris Navas y Rosario Martínez y los liberales Reynaldo Rodríguez y Erick Gómez.

El caso se derivó de un trabajo periodístico de este medio conocido como “Ticuantepazo con obras municipales” que fue publicado en febrero de 2007, en el cual se presentaron evidencias de los malos manejos de la comuna de ese municipio ubicado al sureste de la capital. La contundencia del trabajo fue tal que los concejales, incluyendo los sandinistas, decidieron destituir al entonces edil de su cargo.

Las anomalías confirmadas

López Dávila solicitaba en aquel entonces que en los siete millones de córdobas que la comuna recibiría de transferencias ese año, se incluyeran tres millones 521 mil 342 córdobas para realizar proyectos en el municipio, pero de obras que ya se habían realizado.

Además de eso, el entonces edil firmó actas de recepción de al menos tres obras a finales de octubre de 2006, cuando las mismas se ejecutaron hasta la primera semana de febrero del 2007.

“Se comprobó que se construyeron esas obras al margen del Plan de Inversiones, que hubo anomalías en la recepción de las obras y la emisión de los pagos, y pagos de obras incompletas, lo que provocó un perjuicio a la municipalidad de 3,3 millones de córdobas”, dijo el contralor Hernández.

Partido de gobierno lo premió

Pero contrario a la anunciada lucha contra la corrupción que hizo el presidente Daniel Ortega a inicios de su administración, en enero de 2007, López fue nombrado delegado del Poder Ciudadano de Agricultura y Forestal, Magfor y del programa Hambre Cero, en el departamento de Managua. Actualmente, según informaron empleados del Fondo Social de Inversión para la Emergencia, FISE, se encuentra laborando en esa entidad. Ayer intentamos hablar con él para conocer su reacción, pero nadie supo dar una respuesta sobre su paradero.