Martha Vásquez Larios
  • |
  • |
  • END

La Corte Suprema de Justicia celebró ayer el primer Foro Político de Género, coordinado por la magistrada Ligia Molina, en el que se trataron diversos temas, entre ellos, la situación y condición de las mujeres en Nicaragua.

En la ponencia, la magistrada Molina mencionó los avances que las mujeres han tenido, aunque la mayoría de las veces son condicionados para que los hombres al final saquen beneficios, y mencionó que Somoza autorizó a la mujer a votar, para poder ganar las elecciones.

También mencionó la triple jornada a la que son sometidas las mujeres: la laboral en sus centros de trabajo, la de doméstica o jefa de hogar una vez que llegan a sus casas y la de amantes.

El discurso de la magistrada fue un poco más allá, hasta hacer la crítica de las desigualdades a las que las mujeres son sometidas, como el acceso a la tierra, educación, mejores salarios y finalmente la desigualdad en la ocupación de puestos en el gobierno y empresa privada.

“La mujer siempre ha estado en segundo plano ocupando los puestos de secretarias, de conserjes o díganme ustedes, ¿cuántas mujeres concejalas hay?, ¿cuántas mujeres magistradas hay?”, preguntó.

Y es que de los 16 magistrados que integran la Corte Suprema de Justicia, sólo cuatro son mujeres: Alba Luz Ramos, Yadira Centeno, Ligia Molina y Juana Méndez. La desproporcionalidad de género en la cúspide jerárquica de este poder del Estado es abismal.

Gobierno con doble discurso

Igual situación se presenta en otros poderes del Estado, entrando en total contradicción con el discurso de la pareja en el gobierno, que señala que existe igualdad de género o un equilibrio en la distribución de puestos en las instituciones gubernamentales.

Hasta la fecha, el presidente Daniel Ortega ha destituido a 10 mujeres de cargos de relevancia, a pesar de que asegura que el 50 por ciento del poder en su gobierno lo tienen las mujeres.

La última destituida fue María Isabel Muñoz, ex ministra de la Familia, Adolescencia y Niñez.

Otros temas abordados fueron la Política de género en el Plan de desarrollo humano y las Mujeres y el Acceso a la Justicia, que expuso la doctora Alba Luz Ramos.