José Adán Silva
  • |
  • |
  • END

A menos de que ocurra un cambio de última hora, será la primera comisionada Aminta Granera, Directora de la Policía Nacional, quien condecore al comandante en jefe del Ejército de Nicaragua, general Omar Halleslevens en las festividades del XXX Aniversario de constitución de las fuerzas armadas nicaragüenses.

Así se confirmó ayer durante las prácticas previas al gran evento a realizarse en la Plaza de la Fe, donde se reunieron toda la Comandancia y el Estado Mayor General del Ejército a supervisar el desarrollo y orden de los actos a realizarse y del desfile de los bloques de militares nacionales e invitados.

“La primera comisionada Aminta Granera, Directora de la Policía Nacional, impone una medalla de honor al comandante en jefe del Ejército de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens, en conmemoración al XXX Aniversario”, leyó en voz alta el maestro de ceremonias que hacía el repaso de las actividades a realizarse este sábado 12 de septiembre.

El nombre del general en retiro Humberto Ortega Saavedra, fundador del Ejército y jefe del mismo hasta el 21 de febrero de 1995, no apareció ayer en el listado de actividades del acto oficial de la institución armada.

Su hermano, el presidente Daniel Ortega, presidirá el evento junto a su esposa Rosario Murillo e invitados del gobierno y de los Poderes del Estado.

Durante el XXX Aniversario de la Policía Nacional, celebrado el pasado sábado 5 de septiembre, la primera comisionada Aminta Granera condecoró al comandante Tomás Borge Martínez como fundador de la Policía Sandinista en 1979.

En el lugar, supervisando los detalles de la práctica, se encontraba el general Halleslevens, quien comentó de manera oficial que todo estaba listo para el gran desfile de fuerzas nacionales y delegaciones extranjeras, con demostraciones y marchas de equipos y medios militares, incluyendo el primer saludo aéreo desde que en 1999 un helicóptero cayera accidentado durante una presentación de la Fuerza Aérea.

De manera informal, sobre comentarios extraoficiales de posibles cambios en el programa del evento, el general Halleslevens dijo que no existían modificaciones al respecto.

“Éste es el país de las bolas y los chismes. Alguien lanza algo que no es verdadero, para que alguien más lo riegue y luego crear una situación”, dijo brevemente Halleslevens.

En el evento participan tropas de Estados Unidos, Venezuela, México, El Salvador, Guatemala, delegaciones militares de Cuba, Rusia, China y decenas de países más con representación diplomática en el país.