Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

No hay más misterios en esta novela. Ayer la juez primero del Distrito Penal de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Roxana Zapata, confirmó que debido a un recurso de revisión interpuesto por el abogado del ex presidente Arnoldo Alemán, Mauricio Martínez, ella decidió desconocer una resolución del Tribunal de Apelaciones de Managua que recluía al “reo” en su casa, y permitirle país por cárcel mientras su causa en casación no sea resuelta por la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Alemán, quien fue recluido en diciembre pasado en su residencia por órdenes de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua, al ratificarle una condena de 20 años por lavado de dinero y delitos de corrupción, fue beneficiado por segunda vez con el régimen de convivencia familiar, una disposición legal que aplica a reos con buen comportamiento o con problemas de salud.

Zapata remitió ayer a los medios una cédula judicial donde notifica a Martínez la ratificación y ampliación del citado beneficio a nivel nacional, basada en la sentencia número 20 de la Sala de lo Penal de la CSJ del 19 de diciembre de 2007, y en el auto de la misma Sala del pasado 8 de enero, donde los magistrados reconocen que el régimen de convivencia familiar extraordinaria es un derecho en el caso de Enrique Dreyfus Morales (ex canciller), condenado hace años a tres años de prisión por defraudación.

Además, explica Zapata en su sentencia, que la Sala Penal de la Corte le otorgó de oficio y forma amplia el derecho a ella de regular y ejecutar la referida sentencia.

“En este sentido, la suscrita judicial ordena que el señor José Arnoldo Alemán Lacayo debe reportarse, igualmente que en el caso referido del señor Dreyfus, sólo ante esta autoridad judicial cada cuatro meses durante el tiempo que dura la pena, hasta su extinción”, dice el escrito que fue firmado a las 5:40 de la tarde del 10 de enero.