Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Washington / EL PAÍS

Lam Luong, ciudadano de Alabama de 37 años, tiró a sus cuatro hijos desde un puente después de discutir con su mujer. El hecho lo reveló la Policía el pasado miércoles, después de tres días de investigaciones.

El hombre es pescador de profesión. Había acudido el lunes a la Policía con su mujer, Kieu Ngoc Phan, de 23 años. Ambos denunciaron que sus hijos habían sido raptados. Luong contó a los agentes que había dejado a los niños con una amante de Nueva York que estaba de visita en un motel de Gulfport, en el estado de Missisipi. Según su versión inicial, la amante había secuestrado a los hijos.

Los agentes, sin embargo, contaban con una pista que apuntaba en otra dirección: un testigo vio a Luong lanzar unos paquetes desde el puente de Isla Dauphin, de 24 metros de altitud. Al final, Luong confesó: había tirado al mar a los cuatro niños, de entre cuatro meses y tres años.

Búsqueda exhaustiva
“Estamos realizando una búsqueda exhaustiva”, dijo el sargento Jerry Taylor, de la oficina del Sheriff del Condado de Mobile. Buceadores, lanchas motoras y helicópteros están buscando los cuerpos de los niños en la zona costera de Alabama, en el Golfo de México. El mismo Sheriff, Sam Cochran, dijo que “es posible que se encuentren los cuerpos de los niños. Pero es poco probable que nadie pueda sobrevivir tanto tiempo en esta agua”.

Según las investigaciones de los agentes, Luong es adicto a las drogas. Ya fue arrestado en octubre en la localidad de Hinesville, en Georgia, por posesión de crack. El lunes mantuvo una fuerte discusión con su esposa antes de abandonar su vivienda con los cuatro niños. Uno de ellos, el mayor, de nombre Ryan, era hijo de un matrimonio anterior de la madre.

Según la versión de su esposa, Luong había estado bañando a sus hijos cuando ella entró en casa. El marido la recibió con una pipa y “una roca blanca, amarillenta, que parecía crack”, según el informe policial. La discusión comenzó porque Luong había estado fumando delante de los niños. Posteriormente abandonó la casa con ellos.

Luong llegó a EU en 1984, procedente de Vietnam. Vivía con su mujer, los niños y su abuela en una modesta casa de Bayou La Batre, un pequeño pueblo de pescadores con una considerable población asiática.

En otro orden, el miércoles, la Policía del Distrito de Columbia encontró los cuerpos de cuatro niñas de entre 5 y 17 años en estado de descomposición en una casa del distrito sureste de Washington. Cuando los agentes abrieron la puerta para evacuar la vivienda por orden judicial, se encontraron con los cuatro cadáveres y a una mujer, Banita Jacks, de 33 años, que ha pasado a disposición judicial y contra la que se han presentado cargos.