Lésber Quintero
  • TOLA |
  • |
  • |
  • END

Varios de los simpatizantes del partido sandinista que se tomaron una finca de 180 manzanas en El Astillero, Tola, ya son reincidentes en materia de invasión a la propiedad privada, y algunos hasta tienen orden de captura por el delito de usurpación al dominio privado.

Entre los que tienen orden de captura desde el 16 de octubre de 2007 están Juan Francisco Narváez Brenes; Domingo Salomón Páramo Guido; Manuel Antonio Jirón Cortez; Javier Francisco Rodríguez Espinoza; Juan Albino Cruz Acevedo; Mario Salvador Guido Tercero y Leandra del Socorro Acevedo Cortez, todos originarios del municipio de Santa Teresa, Carazo.

Condenados en 2008

Todas estas personas fueron condenadas el 25 de febrero de 2008, en el juzgado de Distrito Penal de Juicios de Rivas, a 15 meses de prisión por el delito de usurpación al dominio privado en perjuicio de la sociedad Dávila Bustos Monastel, que es precisamente dueña de la finca “El Alacrán”, que es la que se tomaron con lujo de violencia los más de 300 simpatizantes del partido de sandinista.

Las órdenes de captura han sido giradas a la Policía de los municipios de El Rosario y Santa Teresa, del departamento de Carazo, pero hasta la fecha el único que ha cumplido la condena es Rodríguez Espinoza, quien de acuerdo a documentos que están en nuestro poder habita en el barrio El Sol, del municipio de Santa Teresa.

Se unen para invadir

Según Víctor Manuel Dávila, Presidente de la sociedad Dávila Bustos Monastel, en esta ocasión los invasores de tierra de Santa Teresa se unieron con personas de Tola, y con lujo de violencia se posesionaron de la finca de 180 manzanas, y acusó a Leandra del Socorro Acevedo Cortez de despojar de una escopeta y un radiocomunicador al vigilante de la propiedad, pero posteriormente la Policía recuperó ambos artículos.

Dávila a la vez señaló que por temor a que los tomatierras se le coman el ganado, decidió retirar las 196 reses que tenía en los potreros de la finca, la cual está inscrita en el Registro Público de Rivas a favor de la sociedad Dávila Bustos Monastel, en el tomo 399, folios 28 al 30, asiento tres y su número registral es 26,683.

Los abogados de la sociedad Dávila Bustos Monastel interpusieron un recurso de amparo policial con el objetivo de que los efectivos policiales intenten en primera instancia desalojar de manera pacífica a los simpatizantes sandinistas, quienes dicen que la propiedad es del Estado y que están a la espera de que se las titulen.