Nery García
  • |
  • |
  • END

Los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC, demandaron a los diputados ante la Asamblea Nacional establecer un control a las utilidades de la estatal empresa Petróleos de Nicaragua S.A., Petronic, aprovechando que ahora el Estado ha recuperado los bienes que habían arrendado fraudulentamente y que además se está discutiendo las reformas a la Ley de Hidrocarburo.

Los integrantes de la RNDC indicaron que si el Estado pasara a administrar las inversiones que hizo Clayton Services Financial Corporation, Glencore, y que ahora, parece estar en manos del poderoso consorcio Alba de Nicaragua S.A, Albanisa, debería de aprovecharse esa posición para incidir en los precios de los carburantes.

Eso a su vez permitiría, según Giovanny González, miembro de la Red y quien atiende el área de temas de hidrocarburos en esa organización, oxigenar el Presupuesto General de la República y abaratar los costos de los combustibles, por lo que interpeló a los parlamentarios a tomar decisiones que beneficien a quienes los eligen en las urnas y no a intereses partidarios ni políticos.

Desde hace varios años el tema de los aumentos continuos en los precios de los combustibles y sus repercusiones en la economía del país han estado en la palestra pública, y aunque ha habido varias propuestas para evitar las especulaciones en el costo de los carburantes, e incluso existen dos mociones que están en manos de los diputados ante la Asamblea Nacional, todavía no hay resultados concretos.

Con la culminación del contrato de concesión de la empresa Glencore, se abre una oportunidad para controlar las utilidades de la estatal compañía Petróleos de Nicaragua S.A. Petronic, ya que con la actual discusión de las reformas a la Ley de Hidrocarburos, si los diputados quisieran pudiesen crear un mecanismo para controlar las ganancias y las ventas de los combustibles en las gasolineras estatales, que implique a su vez bajos costos del producto.

Petronic puede vender más barato, pero…

Al menos ésa es la propuesta que ha hecho David Castillo Sánchez, titular del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, quien indicó que para eso es necesario que haya voluntad política de parte de los legisladores: “lo primero que hay que ver es que si existe voluntad política de la Asamblea de regular los precios, por lo que veo pareciera que no va”, dijo el funcionario.

Las discusiones de los parlamentarios se diluyen en base a dos mociones: La primera es el llamado “Factor 60”, que permitirá que los usuarios puedan recibir un porcentaje adicional o un descuento por la cantidad de carburantes que reciben menos por el fenómeno de la temperatura a 60 grados Fahrenheit (15.55 grados centígrados), principalmente en horas de mucho calor. La segunda moción consiste en cambiar la referencia de los precios del petróleo y sus derivados del golfo de México en Estados Unidos, por la de Venezuela que es de donde se importa el 78 por ciento del crudo y los productos terminados a nuestro país.

Sin embargo, los diputados fieles al partido de gobierno se niegan a aprobar esa propuesta porque según sus colegas opositores, Albanisa, ligada a la familia gobernante, es quien importa los hidrocarburos y aprobar esta moción implicaría afectar sus intereses.

Red recuerda modelo Precios Paridad de Importación

González recordó que desde hace varios meses el economista Néstor Avendaño y los diputados del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, propusieron por separado aplicar un método de Precios Paridad de Importación, para controlar los costos en la cadena del suministro del petróleo y sus derivados, desde el precio que tiene cada barril de hidrocarburo en donde se compra, hasta llegar al consumidor final, lo que acabaría las especulaciones de las petroleras en beneficio a los consumidores, sin necesidad de cambiar el esquema de libre mercado que tanto apelan los personeros del sector petrolero del país.

“Recordá que son 27 mil barriles diarios (de carburantes) los que se consumen diario (en el país) y los diputados parece ser que no tienen la voluntad necesaria para establecer un mecanismo en beneficio para los consumidores. Los diputados se manejan todo el tiempo, pareciera que el gobierno los estuviera en una posición de chantaje”, refirió el miembro de la Red.