Mauricio Miranda
  • |
  • |
  • END

La alcaldesa de Managua Daysi Torres, instó a dueños de bares y cantinas en los mercados capitalinos a que paguen sus impuestos y que acepten la propuesta de cambiar el giro de sus negocios si quieren que éstos no sean clausurados.

“Lo que pasa es que la gente que vive en los alrededores, los comerciantes, han solicitado que se cierren las cantinas, porque además, no quieren pagar sus impuestos”, dijo la alcaldesa.

“No pagan los impuestos” reiteró Torres, quien señaló que las cantinas en los mercados representan un riesgo para los consumidores, ya que “atraen la delincuencia y la prostitución”.

Dijo que dichos establecimientos “son vicio”, aunque los reconoció como “una forma de trabajar y de vivir”.

“Nosotros habíamos firmado un convenio, que les iba a dar un tiempo de un año, creo, para que la gente fuera cambiando de lugar, o de forma de vivir”, señaló.

“Pero esa situación se debe arreglar a través del diálogo, porque de la noche a la mañana no podemos quitar a la gente su trabajo, aunque sea una cantina. Hay que dialogar”, sostuvo Torres.

Esta semana, la Corporación Municipal de Mercados de Managua, Commema, junto a la Policía Nacional, iniciaron gestiones para cerrar expendios de licor en mercado “Roberto Huembes”, ante quejas de comerciantes del lugar.

Solamente en este centro de compras existen unos 70 establecimientos donde se expende licor, los que se pretenden eliminar de manera progresiva.

En Managua, los principales mercados son el “Roberto Huembes”, el “Mercado Oriental”, el “Iván Montenegro”, el “Israel Lewites” y “El Mayoreo”.