Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica
leonelmen@gmail.com

Las autoridades migratorias de Costa Rica rechazaron administrativamente, en 17 días, a 9 mil nicaragüenses, los cuales habrían intentado quedarse en el país después de ingresar ilegalmente por varios puntos ciegos de la zona fronteriza.

Los datos siguen siendo preliminares, pues sólo se contabiliza el período del 21 de diciembre de 2007 al seis de enero del presente año. Lo anterior indica que en ese período fue expulsado un promedio de 530 nicas por días.

Dicha cifra crecerá porque no se contabiliza la última semana, del siete al 13 de enero, y porque el operativo migratorio y policial continuará hasta el 16 de enero.

El Ministerio de Seguridad Pública reveló que en esos días, por el puesto fronterizo de Peñas Blancas, fueron expulsados 7 mil 241 nicaragüenses, mientras que por Los Chiles, mil 759, de éstos 46 portaban cédulas de residencia falsas.

Los compatriotas iniciaron el éxodo de retorno a Costa Rica desde el pasado dos de enero, luego que en diciembre salieron para compartir con sus familiares las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

En su mayoría fueron regresados por ingresar por puntos no legales y por carecer de los debidos documentos para entrar. Mario Zamora, Director de Migración, declaró que a esa situación se le agregó que muchos trajeron a familiares o amigos sin cumplir con los requisitos de ingreso.

En otros casos, contaban con cédulas de residencia, pero viajaron sin su pasaporte. Según las autoridades, unos 60 mil nicaragüenses habrían salido aprovechando las vacaciones.

Comenzando el año, miles de éstos fueron sorprendidos con la decisión de las autoridades ticas de que el pago de la visa se debía hacer en las sucursales de Banpro, y peor aun que el consulado General en Managua estaba negándoles la visa –-a pesar de haber hecho el pago-- por haberse quedado más tiempo en Costa Rica del que se establece en la visa.