•  |
  •  |
  • END

José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, reafirmó que en el diálogo para elaborar la Reforma Tributaria existen puntos en los que no se alcanzarán acuerdos con el gobierno, por lo que anunció encuentros con las bancadas en la Asamblea Nacional a partir de esta semana entrante, a fin de que reconozcan que son necesarias las “medidas como las que estamos proponiendo”.

“Esperamos que algunos de nuestros puntos sean incorporados en la propuesta de ley que va a pasarse. Pero, de no ser así, esta semana empezamos a trabajar en la Asamblea Nacional con cada una de las bancadas, para presentarles nuestras propuestas y ver por qué estamos diciendo que es necesario hacer este tipo de medidas como las que estamos proponiendo”, afirmó.

Aguerri sostuvo que uno los puntos inamovibles para el Cosep es la intención de subir del uno al tres por ciento el adelanto del IR a las empresas.

Reiteró que no hay vuelta de hoja en ese punto y que de hecho será uno de los temas que plantearán directamente ante los diputados en el Parlamento.

“Esperamos que la Asamblea Nacional, que los honorables diputados, comprendan que esa medida en particular sería verdaderamente catastrófica para las empresas y para la economía del país”, señaló Aguerri.

Despidos, más inflación y recesión

El presidente del Cosep --que al igual que varios expertos en materia tributaria y representantes de otro sectores, se ha sentado con funcionarios del gobierno para elaborar la reforma tributaria en medio de una crisis financiera global y con el país sufriendo las estragos de una mala cosecha-- dijo que aprobar ese incremento en el impuestos de las ventas “implica despidos”.

Y afirmó que impuestos de ese tipo normalmente producen más recesión y a su vez más inflación.

“Hay algunos sectores de mercado que pueden efectivamente trasladar el impuesto al precio final, y lo que eso trae es mayor presión a la población y más inflación. Sin embargo, hay sectores para los cuales es totalmente imposible de aplicar, de digerir”, señaló.

Sobre este aspecto, recalcó que “la sensibilidad de estos sectores provocaría el despido de gente, cierre de empresas, y no es ése el objetivo que hemos tenido como sector privado este año”, y añadió: “Vamos a seguir defendiendo ese planteamiento”.

Una de las medidas planteadas por el Cosep es homologar el impuesto de importación de vehículos a nivel centroamericano, “ya que somos parte del CA-4”, integrado por Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua.

“De nada sirve aumentar impuestos en un sector que está 50 por ciento a la baja en las ventas”, dijo Aguerri, para quien “de todas maneras eso no va a resultar en más ventas y en más recaudación”.

“Lo que estamos planteando es que se reduzcan los impuestos y se homologuen en un período de tres años a nivel de Guatemala, que se utilice como referente para poder ser competitivos en el mercado centroamericano. Y obviamente, esto también acompañado de un ordenamiento en el tema de las exoneraciones y las exenciones”, añadió.

Diferenciar el IR

Otra postura del Cosep es diferenciar “el tema del (Impuesto sobre la Renta) IR entre las personas jurídicas y las personas naturales”.

“El gobierno lo que estaba proponiendo es que se aplicara una tasa del IR a las personas naturales, hasta el 35 por ciento. Nosotros lo que hemos dicho, es que hay un sector de la población profesional para el que el 35 por ciento es un impuesto que vendría a dejarlos en condiciones muy difíciles. Lo que hemos sugerido es que a las personas naturales se les aplique la tabla progresiva salarial tal como está”, explicó.

“Igualmente, hemos trabajado sobre proponer que los (impuestos sobre los) dividendos no sean del diez por ciento, sino que sean de seis y medio por ciento, para que la combinación del IR del 25 por ciento y los dividendos del seis y medio por ciento te lleven a una tasa máxima del 30 por ciento”, detalló.

Y otro tema de interés para el Cosep es la estratificación de cuotas fijas, que beneficie a los pequeños sectores empresariales y que ayude a evitar “la discrecionalidad que existe de parte de los funcionarios, en cuanto a que como no existe un procedimiento específico, entonces establecen medidas discrecionales sobre a quién le cobro qué”. “Lo que aquí tiene que haber es un ordenamiento absoluto para no tener tampoco esa discrecionalidad”, afirmó Aguerri.

Por su parte, Enrique Zamora, Presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, pidió una reforma tributaria que preserve el “entusiasmo” de dicho sector, “antes que desanimarlo con una de sesgo antiexportador y que fomente la evasión y la informalidad”.

“APEN está por acompañar al gobierno en una reforma que se ajuste a los compromisos con el FMI, pero sin afectar el impulso exportador que nuestro país ha venido ganando a fuerza de empeño y sacrificio de los sectores productivos”, dijo Zamora.

Tanto Aguerri como Zamora brindaron estas declaraciones durante la inauguración de la IX Feria ExpoApen 2009 y el Primer Congreso Regional de Trazabilidad y Buenas Prácticas para Productos Agroalimentarios, que se desarrolla este fin de semana en el centro de convenciones del Crowne Plaza.