•  |
  •  |
  • END

En un intento por minimizar las drásticas reducciones que sufrió esta semana el presupuesto de la Alcaldía de Managua, sobre todo los montos destinados para proyectos mayores, menores y los programas sociales, la alcaldesa Daysi Torres aseguró que “no significa que van a ser eliminados”, sino que serán “reformulados”, ajustándolos para “obtener mejores resultados”.

“Lo que estamos haciendo es transformando los programas sociales, readecuándolo a este modelo de Unidad y Reconciliación Nacional, para que lleguen con calidad, con equidad, que tengan resultados positivos”, justificó Torres, cuando se le consultó sobre el impacto de los recortes, que implican afectar sensiblemente a las obras sociales.

Entre los proyectos cuyos montos fueron “reajustados” se encuentra uno que atendía a niños y jóvenes trabajadores del botadero de basura La Chureca, y otro de atención a personas de la tercera edad.

Torres, igualmente, minimizó los recortes como el que sufrió la ejecución de la segunda fase del embalse Ayapal en el Distrito III de Managua, y que resolvería los graves problemas de inundación en la zona. El recorte sólo en este caso fue de 14 millones de córdobas.

Dijo que proyectos como ese “ya no tienen el valor anterior” a estas alturas, debido “a todas las alzas que ha habido y todo lo que ha pasado con la situación económica mundial que nos afecta a nosotros”. Por lo tanto, tenían que ser “reformulados”, pero no eliminados.

“Despilfarro y fraude electoral”
El concejal conservador, Luciano García, dijo que lo que la administración de Torres y del secretario general Fidel Moreno denomina “reajustes”, en el presupuesto no es otra cosa que “ineficiencia” y consecuencias del “despilfarro y del fraude electoral”.

Por otro lado, Torres anunció que como parte de los “sacrificios” que la municipalidad tendrá que hacer, ya no se brindarán los acostumbrados refrigerios a la población durante las actividades.

“Podría haber reducción en los programas sociales como hay reducción en todos lo que estamos desarrollando en la alcaldía”, reconoció, y sostuvo que por ese motivo “vamos a redoblar esfuerzos”.

El pasado miércoles, la bancada sandinista aprobó una reducción en el presupuesto de 46.4 millones de córdobas, la cual, de acuerdo con los concejales de oposición, fue impuesta por el secretario general Fidel Moreno.