•  |
  •  |
  • END

La Universidad de Ciencias Comerciales, UCC, en conjunto con el Club de Jóvenes Ambientalistas, ayer festejó con un particular desfile el Día Mundial de los Animales.

Decenas de ciudadanos marcharon en un peculiar recorrido por las calles de Altamira hacia el Centro Comercial Managua, en donde las personas homenajearon a sus mascotas.

El doctor Enrique Rimbaud, Decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UCC, declaró que es la tercera marcha de este tipo que se realiza, y que además de celebrar a los animales, se exige que el Parlamento apruebe la Ley de Protección Animal, que organismos defensores introdujeron a la Asamblea en 2007.

“Cada cuatro de octubre celebramos a los animales, y varias organizaciones nos hemos manifestado para reivindicar que la Asamblea apruebe la Ley por los Derechos de los Animales”, manifestó Rimbaud.

En el desfile participaron al menos trescientos ciudadanos con sus mascotas, y en el mismo, además de canes, se observó conejos, chocoyos, gatos y tortugas.

El recorrido culminó en el Centro Comercial Managua, CCM, con una serie de números culturales por parte de destacados artistas nicaragüense.

Marvin Saballos, de la Junta Directiva del Centro Comercial Managua, agradeció la participación de la ciudadanía, asegurando que “los animales son parte de las familias”, por lo cual “se les debe brindar respeto y amor”.

En honor a San Francisco de Asís

El 4 de octubre se ha constituido esta celebración en honor a San Francisco de Asís, quien se considera la primera persona que amó a los animales de igual manera que a los humanos, basándose en la filosofía de que “todos somos criaturas de Dios, incluyendo en esto toda la realidad animada e inanimada”.

El santo, nacido en Asís, Italia, en 1182, se dirigía a todos los animales llamándolos hermanos, y éstos le obedecían. Es recordado por una famosa intervención que tuvo en Greccio, al lograr que un lobo salvaje no continuara atacando a los lugareños.

En 1929, el cuatro de octubre fue declarado el Día Mundial de los Animales por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal, durante un Congreso celebrado en Viena, y en 1980, el papa Juan Pablo II declaró al religioso como Patrono de los Animales y de los Ecologistas. Desde entonces, la celebración aumentó su popularidad a nivel mundial.

Respetar el derecho de cada ser viviente

Raomir Manzanares, Presidente del Club de Jóvenes Ambientalistas, manifestó que el tema de protección animal involucra a todos los actores de la sociedad civil, y que “se debe respetar el derecho a cada ser viviente”.

Manzanares reiteró la ausencia de una Ley de Protección Animal en el país, y solicitó a los diputados que retomen algunas iniciativas que están engavetadas y que servirían de respaldo para que Nicaragua se sume a la Declaratoria Universal para el Bienestar de los Animales, impulsada por la Organización de Naciones Unidas, ONU, y de la cual el país está distante.

Durante el acto, los jóvenes ambientalistas recolectaban firmas para presentarlas a la Asamblea Nacional y que ésta apoyara la noción de la ONU. Miembros de la técnica canina de la Policía Nacional desfilaron junto a los perros policías que vestían de uniformes.

Los asistentes a la celebración hicieron un llamado a todas las personas que maltratan a los animales para que “dejen de verlos como seres inferiores”, pues argumentaron que son seres vivientes que sienten igual que los humanos.

“Francisco llamó a la gente a la plaza y allí predicó. Y dijo: --”He aquí una amable caza. El hermano lobo se viene conmigo me juró no ser ya nuestro enemigo, y no repetir su ataque sangriento. Vosotros, en cambio, daréis su alimento a la pobre bestia de Dios”. --”¡Así sea!”--, contestó la gente de la aldea. Y luego, en señal de contento movió la testa y la cola el buen animal, y entró con Francisco de Asís al convento”, resume un fragmento del poema “Los motivos del lobo”, de Rubén Darío, quien también denunció en su texto el maltrato hacia los animales.