Nery García
  •  |
  •  |
  • END

La iniciativa de la Policía Nacional y de las compañías telefónicas de unir esfuerzos para inhabilitar los teléfonos celulares que han sido robados o extraviados, estimulados por las investigaciones periodísticas de EL NUEVO DIARIO, fue calificada de “excelente” y “positiva” por varios personajes reconocidos en el país.

A criterio personal, el gerente de comunicación de las empresas Disnorte y Dissur, Jorge Katín, dijo que el convenio rubricado por la Directora General de la Policía, primera comisionada Aminta Granera, y los ejecutivos de las empresas telefónicas, permitirán bajar el índice de asaltos y robos con intimidación por los antisociales, porque ahora el aparato quedaría inservible.

Katín recordó que hace un año, un hijo de él que estudia en la Universidad Centroamericana, UCA, fue asaltado junto a una compañera de clases en las afueras de ese centro de estudios. En esa ocasión, recuerda que sólo fue bloqueado el número (chip) del teléfono celular, pero no el aparato, a como ahora se puede hacer para dejarlo inservible.

Convenio desestimulará a asaltantes

Del mismo modo, Gonzalo Salgado, Coordinador de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC, opinó de manera personal al recordar que hace unos 10 meses dejó olvidado un teléfono celular en un sitio, y luego solo pudo bloquear el chip, pero no el móvil.

“Ese celular me había costado 110 dólares… después (de la pérdida) lo que hice fue bloquearlo y tuve que comprar otro”, relata Salgado, luego de comentar que el acuerdo firmado entre la Policía y las operadoras telefónicas es una muy buena intención, sobre todo para desestimular a los asaltantes.

“Creo que EL NUEVO DIARIO ha hecho una magnifica contribución al estimular a la Policía y las compañía telefónicas a proteger los intereses de los ciudadanos. Han hecho un buen periodismo investigativo y apropiado, y eso caerá como una bendición para los usuarios, que ya es un gran aporte”, enfatizó el diputado ante la Asamblea Nacional, Víctor Hugo Tinoco.

Este sábado, el titular del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos, Telcor, prometió agilizar el proceso de la creación de bases de datos de aparatos celulares robados, para compartirla con la región centroamericana, y así evitar que sean desbloqueados en los países vecinos.

El convenio

En una copia del convenio firmado el viernes pasado por la Policía y la empresa Claro, se precisa que la responsabilidad de la Policía es levantar la denuncia de los ciudadanos que reportan el robo de sus teléfonos móviles al recibir una llamada, cuando las víctimas marca el asterisco ciento dieciocho (*118); y luego, la información será enviada inmediatamente a Claro para proceder a la inhabilitación.


El *118 será la única vía para atención a robo de celulares. Mientras tanto la Policía y Claro brindarán constantemente asesoría técnica, legal y la capacitación necesaria al personal que se destine al cumplimiento del convenio.