•  |
  •  |
  • END

Tomado de Confidencial
Segunda de dos partes


La concesión a YOTA para ingresar al mercado de la telefonía en Nicaragua, ha sido objeto de toda clase de comentarios y hasta de cuestionamientos. Roberto Sansón, de Claro de Nicaragua, brindó ayer en un trabajo de Confidencial, reproducido en END, una radiografía del mercado de la telefonía y también hizo algunas consideraciones sobre la inserción de YOTA y las tendencias de la demanda.

De lo que Sansón llamó un “pastel” de 500 millones de dólares, hoy publicamos la parte final de la entrevista que se ocupa a lo referente del Estado como cliente de la telefonía.

Esta nueva empresa rusa que entra con la bendición del gobierno, ¿qué porcentaje, qué tajada de ese pastel podría llevarse?
Depende de cómo se estructuren para que puedan presentar, yo creo que ellos podrían agarrar un 20% del negocio si logran presentarse como una opción viable, y de la calidad del servicio donde la empresa privada y los usuarios quieran realmente prestar el servicio con ellos. Ahí va a depender mucho de la confianza que puedan crear en la red, en la atención, en los precios que vayan a dar, y yo creo que la clave es la red que ellos puedan montar.

Ahora, hay que ver algo muy importante. Recordá que ellos vienen supuestamente para subsanar un tema de telefonía rural, y ahí te hablo ya como cliente, es muy fácil venir a instalarse en Managua donde ya está todo hecho, hay que ver si lo que van a venir a hacer es simplemente agarrar un pedazo de una empresa que no esté satisfecha con los proveedores de servicios actuales. La clave donde van a demostrar si realmente vienen para lo que se les dio la concesión va a ser cuando tengan que invertir en el interior.

¿Qué papel juega el gobierno en este negocio, el gobierno podría convertirse en un gran cliente preferencial de esta empresa que aparentemente tiene su bendición?
El gobierno en Nicaragua, en todos los negocios, es un cliente enorme, grande y muy preferencial, así como lo es en todo lo que ellos compran y desarrollan, sin duda son grandes consumidores de las telecomunicaciones, pero también necesitan de empresas serias que les presenten los enlaces internacionales, que les presenten una estructura que los pueda llevar a Bluefields, a El Rama, a todas las esquinas de nuestro país, y con esto no digo que la empresa que viene no va a ser seria, lo que digo es que ellos dependen también de infraestructura y de inversiones que toman mucho tiempo desarrollarse.

Entonces, yo tengo toda la confianza de que en los negocios del gobierno, que tenemos tanto nosotros como las otras empresas que juegan en el sector, se van a mantener y se van a manejar por decisiones, obviamente, de servicio de atención, y que las reglas ya establecidas del juego se van a mantener.

Aunque ustedes no participaron directamente en la licitación, tienen conocimiento de cómo se llevó a cabo, ¿fue transparente o hubo anomalías, falta de transparencia?
No. yo no me atrevería jamás a llegar a ese comentario, la licitación, lo que nosotros vimos, se hizo totalmente legal.

Pero sólo hubo una oferta al final.

Sólo hubo una oferta al final. De hecho, uno de los licitantes se retiró, nosotros, la otra compañía de la parte de celulares, estuvimos informados, nos explicaron cómo eran las reglas, y al final nos tuvimos que salir.

Si me preguntas ¿me hubiera gustado estar hasta el final? Me hubiera gustado estar hasta el final para conocer más. ¿Podía estar hasta el final? No, y simplemente no estuvimos, pero eso no quiere decir que no sea algo que se hizo totalmente legal.

Claro y la otra compañía que mencionas, Movistar, ¿se comunican con mucha frecuencia? Supongo que compiten, pero se ponen de acuerdo en muchas cosas, pues se trata de un sistema que es un oligopolio, o más bien un duopolio.
Fijate que no. No nos comunicamos como debiéramos, creo que para ciertas decisiones, por ejemplo, decisiones de red, que se pudiera trabajar mucho más en equipo, debiéramos, y es mucho por las normas que tienen ambas empresas. La competencia es bastante fuerte, al final nos sentimos los dos que tenemos que luchar por diferentes mercados, muchas empresas están entrando a los lugares donde decimos que Claro tiene la hegemonía, pero realmente es una lucha en todos los segmentos. Es un ejemplo bueno esto de internet ahorita que tiene una dinámica bastante fuerte.

¿Van a bajar los precios de internet, vamos a tener acceso a una red de mejor velocidad?
Ahorita tenés acceso hasta 1 y 2 megas que podés acceder y hay muchas funciones, por ejemplo, para darte un ejemplo, si tenés turbonett podés tener turbonett inalámbrico pagando sólo 9.99 que es la tarifa más baja que hay, y se te iguala la velocidad al 3G inalámbrico a la que tenés contratada en el fijo, de manera que podás tener internet en toda Nicaragua, al comprar y tener los dos servicios. Ese es un ejemplo de paquetización del mismo producto, pero aprovechando las tecnologías.