•  |
  •  |
  • END

La carencia de medicinas básicas como iboprofeno y acetaminofén, de productos de reposición periódica como guantes y anteojos, así como la falta de una ambulancia para trasladar a los pacientes, fueron las razones para que el personal administrativo, de recursos humanos y de limpieza del Hospital “Bertha Calderón” realizara ayer un paro laboral de tres horas.

José Luis Medrano, dirigente del sindicato “Francisco Matamoros”, comentó que ellos han insistido en las mejoras a este hospital de referencia nacional, y han enviado cartas a la doctora Maritza Cuan, del Silais-Managua, y al ministro de Salud, Guillermo González.

La directora del “Bertha Calderón”, Maribel Hernández, negó que haya desabastecimiento en este hospital. “Se ha garantizado el 100% de los medicamentos, cuando hay escasez en el mercado, se sustituyen con genéricos para darle respuesta a los pacientes.

El sindicalista afirmó que este paro de labores no está afectando a la población, ya que la atención médica se mantiene. Sin embargo, dijo que la carencia de medicinas sí afecta, ya que desde hace un mes no han sido abastecidos con tratamiento para los pacientes.

Redoblan turnos

Medrano también denunció que el personal médico y técnico del “Bertha Calderón”, ha redoblado turnos, incluso de 24 horas, pero que éstos no han sido pagados ni tampoco se los dan descansados.

“Cuando se comenten errores por estos turnos, al primero que culpan es al personal médico, y el Ministerio de Salud se lava las manos. Por eso pedimos que se revise la Ley General de Salud, que lastima a los trabajadores de este sector”, comentó el sindicalista.

Hernández dijo que los turnos se han redoblado, pues el país está en emergencia, primero por la gripe A (H1N1), y ahora por el dengue. “Los médicos han sido conscientes ante esta situación, se ha pedido refuerzo, y se van a dar los descansos una vez que termine la emergencia”, expresó la directora del “Bertha Calderón.

Los sindicalistas, además, piden el reintegro de Iris Gutiérrez, pues el caso fue ganado el Ministerio del Trabajo y en los Tribunales de Apelación. “También se despidió a uno de los cocineros, y existe acoso laboral para una técnica quirúrgica”, denunció Medrano.

Hasta el momento, las autoridades del Ministerio de Salud guardan silencio administrativo ante estas demandas, mientras tanto el personal médico sigue atendiendo a la población.