Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

La Corte Suprema de Justicia, CSJ, desde hace tres meses tiene más de 20 nombramientos pendientes y casi 30 sentencias paralizadas.

Esta situación no se estaría presentando si los conjueces de la Corte Suprema de Justicia funcionaran, pues constitucionalmente existen, fueron nombrados, pero no reglamentados, por tanto, no pueden fungir, y es como que no existieran, explicaron algunos magistrados del Poder Judicial.

La verdad es que los mismos magistrados se han encargado de que el reglamento no sea discutido y aprobado en la Asamblea Nacional.

El artículo 138, numeral 7 de la Constitución Política, establece la elección de los conjueces, y el artículo 163 de la misma señala que los conjueces serán llamados a integrar Corte Plena o cualquiera de las salas (civil, penal, administrativo y constitucional) cuando se produjera ausencia, excusa, implicancia o recusación de cualquiera de los magistrados, pero no se cumple por falta de procedimiento legal para incorporarlos, explicó Yadira Centeno, magistrada de la CSJ.

En manos de Junta Directiva

En enero de 2008, la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional dictaminó el Proyecto de Ley de Conjueces de la Corte Suprema de Justicia, el que establece el procedimiento a seguir para integrarlos, pero descansa en manos de la Junta Directiva de ese poder del Estado, que tiene que pasarla al plenario para su aprobación.

Según declaraciones del diputado José Pallais Arana, Presidente de la Comisión de Justicia del Parlamento, en días pasados el proyecto de ley de conjueces sigue en la Junta Directiva de ese poder del Estado, por supuestas presiones de magistrados de la CSJ que no quieren que esta figura tenga aplicabilidad.

“Los conjueces ya están nombrados, lo que pasa es que no hay procedimiento para integrarlos y no ha habido necesidad, porque las salas están completas; hay 15 magistrados para Corte Plena y el voto es por mayoría”, expresó el magistrado Armengol Cuadra, presidente de la Sala Penal de la CSJ.

Hasta la falta de quórum estarían controlando con la integración de los conjueces, pero prefieren hablar de reformas a la Ley Orgánica de la CSJ, afirmaron especialistas.

El proyecto de Ley de Conjueces de la Corte Suprema de Justicia fue presentado en agosto de 2007 por los diputados Augusto Valle, José Pallais, María Lidia Meneses, Gabriel Rivera y Wálmaro Gutiérrez.

Mismos derechos
La iniciativa de ley contiene 19 artículos, y señala que los conjueces gozarán de las mismas prerrogativas y derechos que los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y no podrán excusarse, declararse impedidos ni ser recusados después de haber sido integrados en Corte Plena o en las salas respectivas, sino por los mismos motivos y con las mismas formalidades previstas para los magistrados. 
 
El proyecto de Ley de Conjueces deja establecido que todas las decisiones tomadas por la CSJ en las sesiones de Corte Plena o de la respectiva sala, en las cuales por ley la presencia de un conjuez fuere necesaria y obligatoria, y éste no fuere incorporado, dichas decisiones estarán viciadas de nulidad.

El Parlamento es el encargado de escoger por cinco años a los 16 conjueces, y cada uno sustituirá durante su gestión a cada uno de los 16 magistrados propietarios.