•  |
  •  |
  • END

Víctor Tirado López denunció la distorsión histórica del “Museo a la Victoria Sandinista”, construido por la Alcaldía de Managua y compuesto básicamente por fotografías de los frentes insurreccionales, en las que, exceptuando a Edén Pastora y a Germán Pomares, no aparecen sus protagonistas, y sí el presidente Daniel Ortega.

Tirado López, quien fue miembro de la Dirección Nacional Histórica del FSLN, dirigente del Frente Norte “Carlos Fonseca Amador” y del Frente Sur “Benjamín Zeledón”, escribió un artículo de opinión en EL NUEVO DIARIO, y se refiere a Tomás Borge y a Daniel Ortega así: “Ellos no participaron en ningún combate de significación extraordinaria, sólo la fama de ‘revolucionarios’ con ocho erres les dan campo para hablar”.

El Museo, cuyo “propósito es educativo” y costó 1 millón 700 mil córdobas, está compuesto por siete paredes donde se resumen los frentes insurreccionales con sus respectivas ilustraciones.

En el centro hay una estatua de Carlos Fonseca Amador, señalando la efigie de Sandino ubicada en el parque frontal del Estadio Nacional, que está rodeada por placas con los nombres de los guerrilleros caídos.

En todos está Ortega

En cada uno de los murales está al menos una fotografía del presidente Daniel Ortega, aunque éste no haya pertenecido a ningún Frente. Tomás Borge, actual embajador de Nicaragua en Perú y fundador del Frente Sandinista, también aparece en los murales.

“La historia no la pueden borrar, ni siquiera colocando personas que no participaron en los grandes combates fuera y dentro de la montaña”, escribió Tirado López.

Según Tirado López, en el Museo había fotografías de los dirigentes sandinistas Henry Ruiz, Luis Carrión y Carlos Núñez, pero fueron retiradas.

“Me encontré al guía y me recibió dándome clases de historia del Frente Sandinista… Me dio cátedra del movimiento armado de Estelí, por cierto, están distorsionadas esas fotos y la manera de contarlo”, dice el ex guerrillero.

Más fotos desubicadas

El segundo mural es sobre el Frente Sur “Benjamín Zeledón”. Allí hay una foto del presidente Daniel Ortega con las tropas que dirigía Edén Pastora en Costa Rica. En las explicaciones de las fotografías sólo se hace mención a la función de Ortega entonces: “Pasar revista a las tropas”.

Le sigue el mural del Frente Norte “Carlos Fonseca Amador”, dirigido por Germán Pomares, “El Danto”, y por Francisco Rivera, “El Zorro”. En éste, además de la foto de Pomares, está otra donde también aparece Ortega, quien no tiene nada que ver con ese grupo guerrillero.

En el mural del Frente Occidental “Rigoberto López Pérez” no sale ningún miembro del mismo --Dora María Téllez y Leticia Herrera--, en cambio, hay dos fotos donde están Tomás Borge y Ortega, el 18 de julio de 1979, cuando León ya era territorio libre.

“Hay que recordar los momentos interesantes, dar su interpretación justa, nombrar a las personas que aportaron con humildad a la lucha del Frente en sus inicios, aun a los que se retiraron del Frente por determinadas causas”, escribió Tirado López.

La respuesta que da el guía a la presencia de Ortega en los frentes a los que no perteneció, es que “él combatió”. “Y en ésta está llegando a León”, dice refiriéndose a las fotos que están en el mural del Frente Occidental.

“Irrespetuoso con la historia”

“Cualquiera que haya consumado este hecho es irrespetuoso con la historia y con los caídos”, continuó Tirado López.

La pared dedicada a “Managua pre-insurreccional” contiene fotografías que no son de esa época. La primera es la de la casa de Julio Buitrago en “Las Delicias del Volga” en 1969, luego está una de los guerrilleros durante el asalto a la casa de José María Castillo, y la tercera de Tomás Borge ante el Consejo de Guerra del somocismo.

En el Frente Interno, está una fotografía de Luis Alfonso Velásquez y otra de Bertha Calderón. No aparecen ni Joaquín Cuadra, ni William Ramírez, ni Carlos Núñez.

Torres: “Pregúntenle a Ortega”

La alcaldesa de Managua, Daysi Torres, cuya administración se encargó de la construcción del Museo a la Victoria Sandinista, dijo que cualquier duda sobre veracidad de la información brindada en dicho local la tiene que aclarar el mismo presidente Daniel Ortega Saavedra.

“Cada cual que escriba su historia”

“Usted pregúntele al comandante Daniel Ortega lo que tenga que preguntarle. A mí no me pregunte sobre él, porque cada cual habla de su historia”, afirmó.

Torres dijo que “si alguien está descontento, que escriba su propia historia y la vaya a poner allí”. “La gesta del comandante Ortega todo mundo la conoce. Para nadie es un secreto. Pero yo no tengo que hablar de lo que usted le tendría que preguntar a él”, sostuvo.

“Allí está la historia plasmada desde antes de la insurrección, durante la insurrección, y ése es un museo de todos los sandinistas”, aseveró.