Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

El levantamiento del Estado de Sitio que el presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti hizo este 6 de octubre, “no significa una real restauración de la libertad de prensa” en Honduras, dijo ayer desde París la organización Periodistas sin Fronteras.

A través de un comunicado oficial enviado a END por la organización francesa, recuerda que el gobierno de facto mantiene cerrados los principales órganos informativos de la oposición en Honduras, Radio Globo y la cadena Canal 36.

Radio Globo consigue emitir, a pesar de la censura, a través de internet, desde un estudio clandestino montado en un barrio de Tegucigalpa. No obstante --sigue diciendo la organización--, el medio de comunicación no puede esperar funcionar de nuevo con normalidad hasta que termine un procedimiento ante Conatel (Comisión Nacional de Telecomunicaciones), que le quitó su frecuencia.

La organización periodística dice que también ambos medios de comunicación de Honduras deben recuperar sus equipamientos, confiscados el 28 septiembre por las fuerzas del orden. En cuanto a la cadena Canal 36, su material fue destruido por completo durante la intervención militar llevada a cabo el mismo día en sus estudios.

“En la forma, el restablecimiento de las libertades públicas no cambia nada, dado que la represión sigue en pie y que las voces de la oposición fueron reducidas al silencio”, lamentó ante la organización Bertha Oliva, coordinadora general del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh).

En la provincia, Radio Progreso, propuesta para el premio Reporteros sin Fronteras 2009 en la categoría “Medios de Comunicación”, ha resistido frente a los intentos de censura. “La comunidad se ha solidarizado cada vez que los militares o la Policía intentaron invadir los estudios”, señalaron a la organización.

“El regreso en antena de Radio Globo y Canal 36, una de las condiciones puestas por Manuel Zelaya al retomar el diálogo, es un paso indispensable hacia el restablecimiento del Estado de derecho en Honduras.

Aún falta mucho. Agrega el comunicado que a reglón seguido se pregunta, ¿cómo las elecciones del 29 noviembre que el gobierno de facto quiere organizar a toda costa pueden presentar una cara democrática en ausencia de pluralismo en la prensa?
La misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) debe obtener del gobierno de facto la restitución o la sustitución de los equipamientos y de las frecuencias”, declara Reporteros sin Fronteras.