•   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Los carros de lujo que utilizan los integrantes del crimen organizado son los más apetecidos en las reparticiones que se hacen en Rivas la Policía y el Poder Judicial, y esto ha molestado a otras instituciones involucradas en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico.

Desde 2006 a la fecha, en 36 operativos se han decomisado por lavado de dinero o por tráfico de drogas más de 50 vehículos, y en los parqueos de la Policía y de la Alcaldía sólo están diez furgones, que por su abandono están seriamente averiados, además de motos y vehículos de poco valor, mientras que los carros de lujo incautados a mexicanos y a guatemaltecos han sido repartidos alegremente, ya que así lo revelan documentos en poder de EL NUEVO DIARIO.

Los favorecidos de la feria de autos del crimen organizado son principalmente el Poder Judicial y la Policía Nacional, aunque la Ley 285 establece en su artículo 88 que el producto de los bienes o multa establecidos en la presente Ley será distribuido por el judicial competente entre el Ministerio de Salud, la Policía Nacional, el Sistema Penitenciario Nacional, algunas ONG, y el Consejo Nacional de Lucha Contra las Drogas. La distribución es de un 20% a cada una, o sea, de manera equitativa.

Entre los vehículos de lujo distribuidos está un Nissan sentra blanco, placa mexicana DNY-6580, que le fue ocupado a Homero Figueroa y a Ramiro Navas Valencia, los cuales fueron capturados en diciembre de 2008, con 24 paquetes de cocaína y ocho de anfetaminas. El auto le fue entregado en depósito a la juez de juicio Ivett Toruño Blanco, quien lo entregó a la CSJ porque el mantenimiento de dicho vehículo era muy costoso.

Otros premiados
En la investigación también se detectó que al administrador de los juzgados de Rivas, Manuel Arévalo, es a quien más le otorgan vehículos en depósito, pero se desconoce a quién se los entrega, así como el paradero de los carros. Entre los autos que le han entregado a Arévalo están una camioneta Ford cerrada negra sin placa, una Mitsubishi gris, placa M-009868, y una Toyota blanca, placa M-052602.

También se le entregó una Toyota Tacoma verde, placa tica CL-238992, que en marzo de este año le fue ocupada al costarricense Daniel Soto Rojas por trasegar 31.8 kilos de cocaína y 3.5 kilos de heroína. Pero a Arévalo también le entregaron un vehículo Dodge rojo, placa mexicana SES-1788, que se le incautó en febrero de este año a Eric Otoniel de León Avendaño, y sumen otro vehículo Pathfinder con placa de Guatemala que le fue decomisado a Mack Ludwig Carte Sagustume, el cual fue capturado la noche del 23 de julio de 2008 con 750 mil dólares, que pretendía trasladar a Costa Rica.

La repartición alcanzó a la juez de San Juan del Sur, Norma Castillo Díaz, y se lo adjudicó la juez Ivette Toruño Blanco, mientras que el juez Diógenes Dávila entregó otro vehículo al registrador público Pedro Muñoz. La primera entrega se hizo el 30 de septiembre, y se trata de un vehículo mexicano Ford, placa 469 WMH, y el otro es un gris Nissan Altima placa 378 WHN.

Ambos vehículos fueron incautados en Peñas Blancas el cinco de septiembre.

Al Ministerio de Hacienda también se le entregó un Mitsubishi amarillo, placa guatemalteca P-0587DGV que le ocuparon también en Peñas Blancas a los chapines Jorge Alejandro Maldonado García y Carlos Leopoldo Parada Chupina.

En tanto, se le asignó una camioneta Toyota Tacoma, placa ES1059 al subcomisionado Ramón Pérez de la Policía de Rivas.

Al jefe de Tránsito, subcomisionado Roberto Gaitán Hogdson, se le entregó una camioneta roja, placa CZ248, que se incautó a Erasmo Antonio Leiva, mientras que a dos oficiales de menor rango les entregaron una motocicleta a cada uno. En Plaza El Sol, la Policía recibió un narco bus mexicano, placa I–JPC-13, donde se trasegaban 222 kilos de cocaína, y los detenidos fueron Oscar Baldelomar Orontes Gordillo y Alejandro Rodríguez. El quiebre ocurrió el 25 de septiembre de 2007.

La delegada de Gobernación en Rivas, Estela Morales, también recibió un Isuzu blanco placa M-073376.